MONTEVIDEO (Sputnik) — La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) de Ecuador criticó la postura de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la crisis que vive el país, calificándola de imperialista.

'Rechazamos la postura imperialista de la OEA, ni siquiera nombra la situación de los pueblos y nacionalidades en Ecuador y pretende minimizar la crisis social y económica del país, alineándose con intencionalidad al discurso oficialista y del FMI (Fondo Monetario Internacional)', publicó la Conaie en la red social Twitter.

​La Conaie informó el 7 de octubre en rueda de prensa que se declaró en movilización indefinida en contra de las medidas económicas anunciadas por el Gobierno y para pedir la salida del FMI del país.

Protestas en <strong><a href=Ecuador' title='Protestas en Ecuador'>© REUTERS / Ivan Alvarado
La Fiscalía general de Ecuador cierra dos dependencias por razones de seguridadLa OEA emitió un comunicado el 8 de octubre en el que insta al Gobierno a garantizar el derecho a la libertad de expresión y a la protesta pacífica.

Sin embargo, consideró 'injustificable que algunos actores los conviertan en un derecho a la violencia, al saqueo y al vandalismo'.

La organización indicó que 'es totalmente inaceptable el secuestro de policías y militares, así como el destrozo y saqueo de bienes públicos, el incendio de patrulleros y ataques a ambulancias'.

El 5 de octubre 38 militares y cuatro policías fueron retenidos por la comunidad indígena de Nizag en medio de las protestas y fueron liberados el 6 d eoctubre, informó el 7 de octubre a Sputnik la gobernadora de la provincia de Chimborazo (centro-sur), Luisa Loza.

Asimismo, la OEA hizo un llamado al diálogo para que 'los actores políticos y sociales resuelvan sus diferencias por la vía pacífica y con el máximo respeto al Estado de derecho democrático'.

Protestas en <strong><a href=Ecuador' title='Protestas en Ecuador'>© REUTERS / Carlos Garcia RawlinsDirigente argentino de izquierdas: culpable de rebelión en Ecuador es su presidenteConsideró 'fundamental que todas las partes respeten el término constitucional por el que fue electo el presidente Lenín Moreno y reitera su rechazo a cualquier forma de interrupción de su Gobierno'.

Desde la semana pasada rige en Ecuador un estado de excepción decretado por Moreno para frenar a grupos a los que acusa de realizar saqueos, ataques y destrozos.

Moreno dijo el 7 de octubre que esas acciones son parte de un plan del expresidente Rafael Correa (2007-2017) y del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para desestabilizar a su Gobierno.

En la tarde del 7 de octubre se registraron nuevos enfrentamientos entre manifestantes y policías en distintos puntos de Quito.

Debido a las protestas, Moreno trasladó la sede del Gobierno a Guayaquil (oeste).

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original