La comunidad de prensa de Aguilares, llora la muerte de Fermí­n Brizuela quién este miércoles sufrió un accidente de tránsito.
Lostrabajadores de prensa, especialmente de Aguilares, lamenta la perdida deFermí­n Brizuela, quien durante muchos años se desempeñó en varios medios decomunicación del sur tucumano.

Sus compañerosde trabajo destacaron que Brizuela era muy querido por la comunidad periodí­stica y la gente.

La Asociaciónde Prensa de Tucumán (APT), lamentó la pérdida del compañero trabajador alenterarse del accidente automovilí­stico que sufrió Brizuela.
 â€œAcompañamos con profundo dolor a la familia,y damos nuestras condolencias en este triste momento”, sostiene el gremio delos comunicadores.

Brizuelaademás de ejercer en los medios radiales, también enseñaba como docente en la provinciade Catamarca.
Fue allí­ donde, sufrió un choque contra un animal suelto, sobrela Ruta Nacional 38 a la altura del kilómetro 614, de acuerdo a lo que informóla Policí­a.
Brizuela estaba acompañado de su pareja quien fue trasladada a unhospital.

Fermí­n Brizuela, un tipo macanudo
Un amigo de todos, un tipo leal y de frente como pocos.
Dedicó parte de su vida a la radio, incursionó por varios medios hasta que un dí­a decidió, junto a su hermano, darle forma a un proyecto soñado, FM VIDA.
Al lado de su vocación por informar y su pasión por los medios, estudió y se recibió de maestro, se casó, tuvo un hermoso hijo y el destino lo llevó a ejercer la docencia en la provincia, donde finalmente, perdió la vida.Sufrió mucho porque todo le costó, le costó tanto que perdió su mujer quedando solo con su hijo.
Pudo volver a Aguilares a disfrutar de la familia, los amigos, de las cosas que, estando lejos, añoró por muchos años.
Solo él y quiénes compartimos con él, sabemos lo que sintió cuando se lo convocó para animar nuevamente La Fiesta Nacional de Caña de Azúcar, lugar que lo abrazó para crecer como animador folklórico, otra de sus facetas.
Sin dudas, en el festival, en una peña, en la calle, quiénes compartimos con él y quiénes conocimos de sus sacrificios y sus logros, lo vamos a extrañar.
¡Querido Fermí­n, descansa en paz!!! (Juan Rosales- compañero de prensa).

Fuente: Primera Fuente >> lea el artículo original