En medio del escándalo por los polémicos mensajes publicados en sus cuentas de Instragram, Sabrina Rojas y Luciano Castro anunciaron su separación. 'La ruptura se dio hace dos meses', le explicó el actor a Jorge Rial. Mientras que la modelo le escribió: 'Hola, Jorge, estoy acá con él. Estamos separados, ¡por suerte! Cuando las cosas no van, lo más sano es separarse'.

Inmediatamente, en todos los medios comenzaron a barajar las posibles razones del divorcio de una de las parejas de famosos más sólida. Una de las versiones más comentadas era la de infidelidad. Justamente, en el programa Confrontados debatían sobre la posibilidad de una tercera en discordia cuando Ximena Capristo, amiga de Sabrina, dejó picando una frase bien polémica.

“Para mí lo de Luciano no es un tema de ser infiel o no. Si bien hay un montón de mujeres en Argentina que le han mandado terribles mensajes a Luciano', reveló la panelista. “¡Son muy conocidas! Lo hemos charlado a modo de mesa en una mesa almorzando”, agregó rápidamente.  Luego, Rodrigo Lussich, sin vueltas, le preguntó: “¿Terribles mensajes que le decían ‘me quiero acostar con vos’?”. “Así, de una, directo. Mujeres celebrities, posta, que hacían cualquier cosa por estar con él. En chiste decíamos ‘mirá ésta’ y nos reíamos de la situación. Si bien hay un montón de mujeres que querían estar con él, hay que ver si él accedió o no”, cerró Xime.

Recordemos que Rojas, en diálogo con Intrusos enumeró algunas de las razones. 'Hay un desgaste en la pareja. A veces uno sigue por la familia, la cotidianidad. Llevamos 9 años juntos, dos hijos y la rutina trae un desgaste'. Y, con respecto a una posible traición dijo: 'Eso te lo tendría que responder él. Todos hemos metido los cuernos, y eso no es lo grave en un proyecto de vida'.

'Me llegaron cositas, pero nada concreto. A veces uno prefiere creer, y decir: Te creo a vos. Soy celosa, pero lo lógico. Cuidé lo mío”, aclaró. Y cerró: “Nos seguimos amando. Cada vez que nos miramos pensando que esto puede revertirse decimos no, porque es una mentira. Por ahí duramos dos meses y nos volvemos a separar. Para mí, es un alivio esta separación”.
 

Fuente: El Intransigente >> lea el artículo original