Siete minutos fue lo que duró el expendio de entradas en el sitio de Boca. Se trató de generales destinadas a socios activos sin abono en el estadio, y desde las 10 hasta las 10.07 hubo algunos afortunados que lograron asegurarse su lugar en la ida de la final de la Copa Libertadores ante River.

Fuente: La Gaceta Salta >> lea el artículo original