'Este proceso de cambios no se detiene'. La afirmación, corta pero contundente, fue pronunciada ayer por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, quien estuvo en Tucumán para participar de un nuevo encuentro del Consejo Federal de Turismo, junto con su par de ese sector, Gustavo Santos.

'Hemos lanzado hoy una serie de desregulaciones en el sector turístico que van a generar muchos cambios, sobre todo en el interior del país. Para empezar, el registro de las empresas de turismo estaba cerrado desde el 2001. Nosotros abrimos de nuevo este registro y ya se han anotado 547 empresas. Pero también hemos implementado otras desregulaciones más pequeñas pero que pueden volver al sector mucho más competitivo que antes, como por ejemplo, el funcionamiento de los transfers, o los servicios de 4 x 4. Con esto lo que conseguimos es que los precios sean más económicos', señaló Dietrich.

El funcionario adelantó también que la conectividad aérea, vinculada a esa 'revolución de los aviones' lanzada por el gobierno nacional, no va a detenerse. 'Es mucho más fácil traer un avión que construir un hotel', dijo. Y agregó: 'Tucumán está viviendo los beneficios de esta reconversión, porque en julio, por ejemplo, tuvo récord histórico de pasajeros transportados y actualmente puede gozar de los beneficios de cinco destinos distintos de Latam, cosa que creíamos imposible. Todo esto se suma a la explosión de la venta de pasajes que generó la quita de la banda'.

En este sentido Dietrich confirmó su visión optimista del futuro de la actividad. 'Lo que se viene es un crecimiento enorme, que requiere el esfuerzo de todos y que redundará en beneficio de todas las provincias', comentó. Y añadió: 'los resultados de estos cambios que estamos implementado están a la vista y, además, demuestran que el federalismo que propiciaba el gobierno anterior nunca existió'.

Ahora, los ómnibus

Dietrich aprovechó el diálogo con LA GACETA para reiterar detalles de la eliminación de las bandas tarifarias mínimas para los pasajes de ómnibus vendidos con 10 días de anticipación. 'Nuestra idea es impulsar también una serie de cambios regulatorios en el transporte terrestre, para que se puedan ofrecer servicios ‘low cost’. Claro que hay que tener en cuenta que el ómnibus seguirá resolviendo un montón de traslados que nunca podrá atender el avión. Por ejemplo, nunca habrá un vuelo de Tucumán a Santiago del Estero; ese tramo siempre se hará en colectivo. Por lo tanto, el avión y el colectivo ya no serán competencia, sino complementos', enfatizó.

Por su parte, Santos señaló que actualmente en la Argentina hay 119 hoteles en construcción. Uno de ellos, en Tucumán, que se inaugurará a fin de mes. 'Este proceso no se detendrá a pesar de la tormenta que afecta a la economía. Estamos viendo una evidente caída de turismo emisivo -hacia el exterior del país- de alrededor del 21%. Eso seguramente se trasladará al mercado interno. Sin embargo, julio tuvo un récord de pasajes vendidos, independientemente de las dificultades económicas. Nunca en un mes voló tanta gente en la Argentina', enfatizó.

De todas maneras, Santos aseguró que actualmente se está analizando de qué manera se va a trabajar para captar al aumento del turismo interno y también la llegada de los turistas extranjeros que, con el cambio de las reglas de juego en materia económica, se están volcando cada vez más a la Argentina. 'Nuestra intención es afianzar la idea de que cada vez que viajamos por el país, estamos generando empleo a nuestros compatriotas', dijo.

Dietrich, por su parte, acotó: 'lo que estamos viendo es que estos cambios profundos que estamos implementando, están dando resultado, independientemente de la tormenta. Por eso, cuando la economía se normalice, en todas sus variables, estos beneficios se van a potenciar'.

Fuente: La Gaceta de Tucumán >> lea el artículo original