La iniciativa es para expresar la más profunda preocupación por las afirmaciones vestidas por la diputada nacional Elisa Carrió acerca del manejo a distancia que tiene sobre un partido centenario como la Unión Cí­vica Radical.

El proyecto, luego de ser fundamentada por el diputado Isauro Molina, generó un debate entre los diferentes sectores polí­ticos expresándose para el caso los legisladores: Rubén Manzi, Augusto Barros, Paola Bazán, Alejandra Pons, Carlos Molina, Juan Fernández, Francisco Monti, Adriana Dí­az, Luis Lobo Vergara, Hugo ívila, Juan Denett, Verónica Rodrí­guez, Jorge Sosa, Marita Colombo. Posteriormente, sin el quórum correspondiente el proyecto no pudo ser aprobado.

Al respecto durante su alocución, el diputado Augusto Barros expresó: “Los partidos polí­ticos son instituciones fundamentales del sistema democrático, el hecho de que una expresión polí­tica como el Frente Justicialista para la Victoria seamos capaces de enfrentar estas declaraciones provenientes de una provocadora serial permanente e insustituible para los valores reaccionarios de algunos sectores de la sociedad no significa que solamente sea patrimonio de un partido determinado defender porque ha sido parte de estos agravios”.

“El justicialismo, ya lo he dicho en innumerables oportunidades, ha estado junto al gobierno nacional y junto al pueblo cuando las oscuras tormentas de la dictadura volví­an a avanzar sobre la República Argentina como fueron las pascuas de 1987. No es la primera vez que se defiende y se reconoce los altí­simos valores morales, institucionales y republicanos de por ejemplo Raúl Alfonsí­n. En una pretendida defensa de quien ha sido hasta considerada, como por ejemplo por Leopoldo Moreau, sicaria del mal, se habla de valores morales de una dirigente polí­tica que ha hecho del agravio  y del stand up, como dice la propia Unión Cí­vica Radical, su método polí­tico, los valores morales de quien juntó a narcotraficantes en su propio departamento para denunciar a un candidato al gobernador de la provincia de Buenos Aires es son los valores morales”, aseguró.

Asimismo Barros agregó: “No corresponde se planteaba, defender a las instituciones en este ámbito y adónde la vamos a defender, la democracia debe ser defendida en cada uno de los rincones de la patria, somos legisladores producto de la democracia, adonde más vamos a defender la democracia”.

“Tiene 25 años de vigencia y ha caminado por todos los partidos polí­ticos que pudo para tener esos 25 años de vigencia, se asume la triunfadora de la ciudad de Buenos Aires. De carga de resentimiento acusaron a mi par (en referencia al diputado Isauro Molina), la carga de resentimiento, yo me permito solicitarle que lean, repasen esos 25 años de historia de Lilita Carrió”, indicó.

Además afirmó que “hay una parte de esas declaraciones que hasta parece pasar desapercibido, además de tratar de misógino a los dirigentes de la Unión Cí­vica Radical, muchos de ellos que se suponen han sido los herederos de la social democracia no han dicho nada, debe ser que tienen algo que ver con el ministerio de Obras Públicas nacional de algún contrato que se les puede caer”.

“Al final los radicales tienen que reconocer que están con una ex miembro que los maneja desde afuera, usted sabe presidente cuántos compañeros, cuántos correligionarios, camaradas, amigos tienen esta tarea de acompañar a sus dirigentes, parece que es una tarea menor para la diputada Carrió, su avaricia polí­tica le han permitido estos años de vigencia”, apuntó.

En esa lí­nea añadió: “Pero me gustarí­a saber cuál es la producción legislativa de valor trascendental para el pueblo de la República Argentina y no hay que ser demasiado exigente a la hora de pedirle a algún legislador si la enfrentó o no la enfrentó en el Congreso de la Nación, primero deberí­amos a lo mejor conocer un poco como es el mecanismo en el Congreso dentro de los bloques en el uso de la palabra antes de intentar debilitar la palabra de mi compañero de bancada”.

“El doctor Raúl Alfonsí­n se refirió a Lilita Carrió, ´la doctora Carrió es enemiga de la Unión Cí­vica Radical de lo peor que se le puede pedir a un enemigo, se hace la amiga que nos quiere, es hipócrita  y va pasando la ambulancia por todo el comité para ver si consigue un radical que quiera apoyarla pero después de la Convención de Rosario nosotros fuimos a buscar a los otros partidos afines, opositores y la primera gestión que hizo el Comité Nacional fue con el ARI y nos contestaron que no trataban con la unión Cí­vica Radical así­ nos trataron antidemocráticamente, dijo siempre que éramos la vieja polí­tica, ella es la vieja polí­tica es la hipocresí­a es decir lo que no se siente porque a la doctora Carrió le resulta muy fácil hablar pero le falta estabilidad emocional entre otras cosas´”, expresó.

Por último Barros señaló que “la verdad que no se trató, como se mencionó, de un oportunismo polí­tico y hubiera acompañado sin ninguna duda si esto se hubiera expresado desde otra fuerza polí­tica sin hacer ese comentario excluyente a la hora de salvaguardar los derechos de la democracia”.

 

Fuente: Catamarca Actual >> lea el artículo original