El Gobernador Alfredo Cornejo y el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Nanclares, participaron en el acto de inicio de actividades para la ampliación del nuevo Código Procesal Civil Comercial y Tributario de Mendoza, en las instalaciones del Palacio de Justicia.

También asistieron la vicegobernadora Laura Montero; el ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo, Dalmiro Garay; el subsecretario de Justicia, Marcelo D’Agostino, y autoridades judiciales y legislativas.

Puesta en marcha de la oralidad

Con motivo del fin de la feria, el personal del Poder Judicial entra en pleno funcionamiento. Junto con esto entra en vigencia el nuevo Código Civil y Comercial, que fue sancionado a fines de año. Los cambios se verán en los fueros civil y penal. Entran en vigencia el nuevo Código Procesal Civil y los Juzgados Penales Colegiados. El principal cambio es que a partir de hoy se ponen en marcha los juicios orales civiles. Por lo tanto, los juzgados civiles, comerciales y de minas empezarán a funcionar de acuerdo con el nuevo Código Procesal Cvil.

Antes, los procesos judiciales podían durar hasta 10 años, ahora los procesos se reducirán a dos audiencias orales, luego de las cuales el juez podrá dictar sentencia. De este modo, disminuirán los tiempos procesales y se mejorará el servicio de justicia. 

Montero, Cornejo, Nanclares y Jalif.

El nuevo procedimiento

Marcelo D’Agostino, subsecretario de Justicia del Ministerio de Gobierno, explicó: “Hoy comienza un nuevo procedimiento en el ámbito penal y en el ámbito civil. Entra en vigencia el nuevo Código Procesal Civil. La ley se dictó a fines de 2017 y entra en vigencia ahora en febrero. De ahora en más se incorpora íntegramente la oralidad al procedimiento. Antes los juicios eran por escrito y tardaban alrededor de cinco años”.

“Hasta ahora se hacía todo por escrito desde el momento de la demanda. Era un largo proceso. Dependía de las partes, y el juez no se podía meter, esto duraba años. A partir de hoy, se oraliza todo. En la primer audiencia, las partes presentan sus demandas y defensas. El juez los escucha. Intenta ver si concilian. Si no, fijan fecha para la segunda audiencia. El juez escucha los peritos y a las partes y fija sentencia ese día o en 30 días, en lo que se llama audiencia final. Con este nuevo procedimiento los juicios tardaran de cuatro meses a un año. Eso indican las pruebas piloto que se realizaron. Además, el estado ahorrará dinero en mantener los procesos judiciales”, detalló el funcionario.

Este proceso oral involucra la presentación de pruebas, la declaración de testigos y alegatos. Todo el proceso quedará registrado en soporte digital, tanto de audio como de video. La Justicia Civil es la que resuelve conflictos de alquileres, desalojos, malas praxis, demandas por daños y perjuicios, derecho minero, derecho comercial, conflictos de las paritarias de los estatales, todo lo que no tiene que ver con la seguridad.

El acto de presentación del nuevo Código. 

El rol de los juzgados y tribunales penales

Además, hoy comenzará a regir la Ley 9040, que modifica el rol de los juzgados y tribunales penales en Mendoza. La ley crea el fuero Penal Colegiado que transforma a los juzgados y tribunales en cuerpos plurales. Las actuales cámaras del Crimen se transformarán en Tribunales Penales Colegiados, y los juzgados de Garantías, Correccionales, de Flagrancia y de Ejecución Penal, en juzgados Penales Colegiados.

Todos los jueces deberán estar disponibles para atender causas de las distintas competencias: flagrancia, garantías, correccional y ejecución penal. Por otro lado, la ausencia de un juez no implicará la suspensión de la audiencia.

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original