Pese a las diversas objeciones efectuadas por las organizaciones de Derechos Humanos, la comisión legislativa de Peticiones y Poderes, allanó el camino del magistrado para que ocupe un lugar en el Tribunal de Impugnación.

En total fueron cinco los pliegos que obtuvieron el visto bueno de los legisladores integrantes de la comisión de Peticiones y Acuerdos, que preside la peronista Sandra Mendoza.

De este modo, la Legislatura tratará en el recinto todos esos pliegos, en una sesión que fue programada para el próximo 6 de agosto.

La comisión entrevistó a los magistrados postulados por el Poder Ejecutivo Provincial para ocupar diferentes cargos en el Poder Judicial de la provincia.
Ellos son: Carlos Santiago Caramuti, como Juez del Tribunal de Impugnación en el Centro Judicial Capital; César Gabriel Exler, para el cargo de Juez del Trabajo en el Centro Judicial Capital; Facundo Maggio, como Juez del Tribunal de Impugnación en el Centro Judicial Capital; y Carlos Mariano Delgado, como Defensor Oficial Penal de la II Nominación en el Centro Judicial Concepción.

En el caso de Sandra Alicia González, para el cargo de Juez de Primera Instancia del Trabajo en el Centro Judicial Capital, fue entrevistada ví­a online, ya que no podí­a asistir por cuestiones de salud.

Finalmente, los miembros de la Comisión dieron dictamen a la totalidad de los pliegos, que ingresarí­an a la Sesión Legislativa de la próxima semana.
“Vamos cubriendo los cargos, de acuerdo a los pliegos que enví­an desde el CAM; el Poder Ejecutivo está resolviendo rápidamente”, indicó la legisladora Mendoza.

Sobre la postulación del juez Maggio, el legislador opositor José Marí­a Canelada cuestionó al gobernador Juan Manzur, entre otros motivos por el ví­nculo que mantiene con el actual jefe de los fiscales, Edmundo “Pirincho” Jiménez.

“El tribunal de impugnación es el encargado de revisar todas las sentencias de los juicios penales.
Es el cierre del esquema de impunidad que Jiménez viene pergeñando desde que era ministro de Gobierno de Alperovich.
Si a pesar de todo el andamiaje que les va garantizando impunidad, llegaran a tener una sentencia que no les guste, ahí­ lo tendrán a Maggio para solucionarle los problemas”, manifestó.

Fuerte rechazo

H.I.J.O.S Tucumán y la red nacional en pleno de la agrupación repudió la postulación de Maggio, a integrar la terna para ser vocal del Tribunal Oral Federal de Tucumán --que tiene injerencia en delitos de lesa humanidad-- ante el Consejo de la Magistratura y su candidatura a magistrado del Tribunal local de Impugnación ante la Legislatura provincial.

“Hace años que venimos manifestando nuestro repudio a que un defensor de genocidas ocupe cargos tan importantes en la justicia”, postularon desde la agrupación tucumana.

Ví­a redes, compartieron la carta que presentaron ante la Legislatura provincial, que tiene en sus manos la posibilidad de convertir a Maggio en juez de Impugnación al igual que lo hicieron el viernes pasado con varias misivas rechazando la posibilidad de que el ex defensor accediera a una de las vocalí­as en el Tribunal Oral federal de Tucumán.

Lo que preocupa a H.I.J.O.S y a una red amplia de organizaciones de derechos humanos, sociales y polí­ticas --entre las que figuran Fundación Memorias e Identidades, APD, Madres de Plaza de Mayo y el colectivo Ni Una Menos, entre otras--, es la “falta de compromiso y de respeto por los derechos humanos exteriorizada” por Maggio.

Las mismas razones por las que impugnaron sin éxito su candidatura a juez de instrucción penal en 2018 y que repitieron ahora ante el Consejo de la Magistratura nacional y la Legislatura tucumana.

Fuente: Primera Fuente >> lea el artículo original