La Argentina incurrió hoy en un nuevo incumplimiento en el pago de deuda y con ello está técnicamente en default. Ante este escenario, el gobierno acelera las negociaciones con los acreedores para cerrar lo más rápido posible un acuerdo.

A las 18:00 de este viernes (17:00 de Nueva York), Argentina no pagó los 503 millones de dólares en vencimientos de los bonos Global AA21, AA26 y AA46 vencidos el 22 de abril y entró en el noveno default de su historia.

Lo cierto es que, en esta oportunidad, el Gobierno trabaja aceleradamente para que ese incumplimiento quede subsanado con la firma de un acuerdo con los acreedores que los disuada de iniciar demandas judiciales.   

Lo que quizá no pueda evitar es que las calificadoras de riesgo coloquen al país en default selectivo, aunque en el actual contexto de pandemia y crisis global tendrá pocas consecuencias. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoy se determinó que no se realizará el pago de U$D 500 millones, por ende, a partir de este viernes 22 de mayo, entramos en default �� ¿Es esto terrible e iniciarán acciones legales en contra del país? No �� A diferencia del default con los fondos buitre, donde nos embargaron la Fragata Libertad, las negociaciones continuarán 'en buena fe' �� Entonces, ¿es comparable con el default de 2001? No �� En ese entonces, la conversación con los bonistas se cortó �� Así es cómo el 22 de mayo de 2020 entramos en un default 'blando'. ⠀ ☝️ @gonzalofinlez explica cómo seguirán las conversaciones y cómo te afecta esto en el día a día ☝️ ⠀ #Default #DefaultBlando #ArgentinaDefault #FilonewsDefault #EconomíaArgentina #DeudaArgentina #Guzman #GuzmanEconomía #GuzmanDefault #AlbertoFernandezDefault #GonzaloFinlezDefault #GonzaloFinlezFilonews

Una publicación compartida de Filo.news (@filonewsok) el

La nueva fecha que el gobierno estableció para la negociación es el 2 de junio. Luego de eso, los bonistas podrían activar la cláusula 'cross default' y reclamar el pago total de la deuda.

Sin embargo, para eso, los acreedores deberán conseguir al menos una coincidencia del 25%, cuestión que, por el momento, aparece muy lejana, pues los principales fondos de inversión dieron señales de estar en vías de un acercamiento.

Fuente: FiloNews >> lea el artículo original