Cuatro personas han muerto y 44 se encuentran en estado crítico por los estragos del 2019-nCoV, un nuevo coronavirus que ya ha causado más de 200 contagios en China.
Bautizado popularmente como 'virus de Wuhan' en referencia a la ciudad donde surgió y donde se están registrando la mayoría de casos, amenaza con seguir propagándose por el continente asiático e incluso llegar a Europa, como ya ocurriera con el síndrome agudo respiratorio grave (SARS) en 2003.

Infecciones como estas o el síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS) suelen estar provocadas por virus de animales que mutan y acaban transmitiéndose a otros seres vivos.
No obstante, la Comisión Nacional de Salud de China ha confirmado que el 2019-nCoV se transmite entre humanos, al menos en el caso de dos pacientes de la provincia meridional de Cantón: 'Los pacientes quedaron infectados después de que sus familiares viajaran a Wuhan y se contagiaran'.

El líder del equipo de expertos de la citada comisión, Zhon Nanshan, detalla que la constante detección de nuevos casos indica que 'la epidemia está todavía en una fase temprana' y confía en que no se repita una situación como la sucedida con el SARS, que dejó 813 muertes a nivel mundial.
El problema es que este mismo viernes arrancan las vacaciones por el Año Nuevo chino, lo cual se traduce en la mayor migración humana del planeta.

¿Puede llegar a Europa?

'La probabilidad de introducción del virus en la Unión Europea se considera baja', según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, si bien tres aeropuertos continentales tienen conexión directa con Wuhan, a las que hay que sumar otras muchas indirectas.
Además, se han detectado casos en otras áreas de China como Peking y Guangdong; y en países como Tailandia, Japón y Corea del Sur —todos ellos con antecedentes de viajes a Wuhan—.

No obstante, 'estamos mucho más preparados' que durante 2003.
'Hemos aprendido de lo ocurrido y estamos vigilantes para que todo vaya correctamente', apunta en declaraciones a Teknautas Natalia Rodríguez, investigadora de ISGlobal y médica especialista en medicina tropical del Hospital Clínic, que advierte de que aún es pronto para hacer predicciones y que todo puede cambiar con el paso de los días.

¿Qué síntomas presenta?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) admite que 'no se sabe lo suficiente sobre 2019-nCoV como para sacar conclusiones definitivas sobre cómo se transmite, las características clínicas de la enfermedad o el grado en que se ha propagado', pero se pueden buscar similitudes con otras cepas de coronavirus, que pueden presentarse de diversas formas: desde el resfriado común hasta la neumonía aguda.

Los signos comunes de infección incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos y dificultades para respirar.
En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte.
Las recomendaciones habituales para prevenir la propagación de infecciones incluyen lavarse las manos regularmente, cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar, cocinar bien la carne y los huevos, así como evitar el contacto con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias, como tos y estornudos.