Mensajes conciliadores, contactos diplomáticos, incentivos económicos... Tras seis meses de esfuerzos, Europa ha perdido la paciencia con los incumplimientos de Irán del acuerdo nuclear firmado en Viena de 2015 y ha aumentado la presión activando un último mecanismo para tratar de salvarlo.

'Por tanto, no hemos tenido otra opción, dadas las acciones iraníes, que registrar hoy nuestra preocupación de que Irán no está cumpliendo con sus compromisos (...)', han sentenciado hoy Alemania, Francia y Reino Unido, firmantes del acuerdo, junto a China, Rusia y EEUU, que evitaba que Teherán pudiera hacerse con armas atómicas.

Fuente: EFE >> lea el artículo original