Mientras se registran temperaturas cálidas, es común y recurrente la aparición de insectos y arácnidos que no se han manifestado a la vista en los meses más fríos. Debido a esto, es preciso reconocer cuáles son los que pueden causar problemas a la salud y prevenir las picaduras, sobre todo, de los más venenosos.

En Argentina existen diversas especies de alacranes o escorpiones, siendo la mayoría inofensivos para la salud humana. Sin embargo, el género Tityus, en sus subgéneros Ananteris, Tityus y Zabius, está presente en el país y es altamente peligroso.

El Tityus trivittatus es una especie de escorpión ampliamente distribuida en la Argentina. Se encuentra preferentemente en ámbitos urbanos y en estrecho contacto con el hombre, dado que habita en galerías subterráneas, sótanos, cañerías, túneles, oquedades de paredes y lugares de características parecidas. En estos lugares, estos arácnidos pueden proveerse de alimento sin mayor competencia y a su vez están libres de otros predadores, con la sola excepción del ser humano.

El escorpión Tityus trivittatus posee color castaño claro y en el dorso del cefalotórax se pueden observar tres líneas longitudinales oscuras. Son de hábitos preferentemente sinantrópicos, peri o intradomiciliarios, prefiriendo lugares secos y protegidos de la luz (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos, cañerías, entrepisos, pozos, depósitos, etc.). Se adapta muy bien a lugares urbanos encontrándoselo en lugares húmedos como sótanos, túneles, depósitos, desagües y cámaras subterráneas. Poseen mayor actividad durante la noche y se alimentan de artrópodos, especialmente cucarachas.

* Cómo prevenir su presencia

- Mantener la higiene de la vivienda, especialmente en rincones detrás de los muebles

- Evitar andar descalzo y usar guantes de y botas para la limpieza de patios y baldíos

- Revisar la ropa y el calzado antes de vestirse

- Evitar introducir las manos en huecos de árboles, debajo de piedras u otro lugar que sirva de refugio a escorpiones

- Tapar resumideros con tela metálica y desinfectarlos periódicamente

- Eliminar cucarachas y grillos, el alimento preferido de los alacranes

* Si el alacrán picó, seguir estos pasos

- Aplicar compresas frías o hielo en la zona de la picadura. Esto contribuirá a calmar el dolor y producirá vasoconstricción, ralentizando la liberación del veneno

- Trasladar a la persona lo más pronto posible al hospital más cercano

- Capturar, en lo posible, al alacrán y llevarlo en un frasco al hospital con el paciente

* Síntomas que pueden aparecer luego de la picadura

- Dolor y sensación de quemadura

- Enrojecimiento

- Sensación de adormecimiento o anestesia alrededor de la picadura

- Contracciones musculares fibrilares

- Salivación

- Vómitos

- Diarrea

- Excitación y temblor generalizado acompañado de llanto o gemidos constantes (más común en niños)

Fuente: Diario de Cuyo >> lea el artículo original