MOSCÚ (Sputnik) — Las aerolíneas rusas continúan utilizando el espacio aéreo de Irán pero toman medidas de seguridad adicionales, comunicó la Agencia Federal de Transporte Aéreo de Rusia (Rosaviatsia).

El 13 de enero, la entidad convocó una reunión del grupo de trabajo encargado de los vuelos de aerolíneas rusas en Oriente Medio, en el contexto del reciente derribo del avión ucraniano cerca de Teherán.

'Las aerolíneas rusas continúan utilizando el espacio aéreo de Irán con las precauciones recomendadas por Rosaviatsia, incluido el ajuste de rutas y horarios de vuelos', dice el comunicado del ente.

Agrega que 'las tripulaciones de aviones de las aerolíneas rusas no ven características negativas en el funcionamiento de los servicios de tráfico aéreo de Irán'.

Un Boeing 737 ucraniano (archivo)© REUTERS / Andras Soos/HandoutUcrania suspende los vuelos sobre IránSe precisa que Rosaviatsia pidió a las aerolíneas que le informen de inmediato sobre todas tas anomalías y situaciones anormales durante el vuelo.

'Los participantes de la reunión destacaron que las medidas tomadas actualmente son suficientes para garantizar la seguridad de los vuelos en el espacio aéreo de Irán', añade la nota.

La entidad rusa subraya que continuará vigilando la situación y en caso de necesidad elaborará recomendaciones de seguridad adicionales.

La semana pasada, Rosaviatsia recomendó a las compañías aéreas tomar medidas de seguridad adicionales para los vuelos con destino a Oriente Medio, en particular, elegir rutas más seguras y evaluar la disposición de los tripulantes a enfrentar las eventuales amenazas.

También se destacó la importancia de tener en estado operativo los equipos a bordo y las luces exteriores para facilitar la identificación de la aeronave.

Lugar del siniestro del avión ucraniano cerca del aeropuerto de Teherán© AFP 2019 / Rohhollah Vadati / ISNAOttawa considera 'creíble' información de inteligencia de EEUU de que avión fue derribadoLa recomendación viene luego de que el 8 de enero, una aeronave Boeing de Ukraine International Airlines se estrellara pocos minutos después de despegar del aeropuerto de Teherán rumbo a Kiev.

Todos sus 176 ocupantes, entre ellos nacionales de Irán, Ucrania, Afganistán, Alemania, Canadá, el Reino Unido y Suecia, fallecieron.

Tres días después de la catástrofe, el Estado Mayor iraní admitió que el avión ucraniano con 176 ocupantes fue derribado por error por un misil después de ser identificado como un blanco enemigo tras acercarse demasiado a una importante instalación militar.

El presidente de la República Islámica, Hasán Rohaní, trasladó sus condolencias a las familias de los fallecidos en el accidente aéreo y urgió castigar a los responsables de la catástrofe.

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original