El líder supremo de Irán, Alí Jameneí, aseguró este miércoles que el ataque contra una base con presencia estadounidense en Irak 'no es suficiente' venganza y que es necesario expulsar a las tropas de ese país de la región de Oriente Medio.

'Se les dio una bofetada pero tal acción militar no es suficiente, la presencia corrupta de EE. UU. debe terminar', subrayó el líder en un discurso televisado en la ciudad de Qom después de que la Guardia Revolucionaria bombardeara la citada base en Irak en respuesta al asesinato del general Qasem Soleimaní.

Fuente: EFE >> lea el artículo original