BUENOS AIRES (Sputnik) — La vicepresidenta electa de Argentina, Cristina Fernández, compareció e increpó el lunes a los integrantes del tribunal que la juzga por supuestas irregularidades en la adjudicación de 51 contratos de obras públicas viales en la provincia de Santa Cruz (sur) cuando estaba al frente del país (2007-2015).

'Este es un tribunal del lawfare, que seguramente tiene la condena escrita; a mí me absolvió la historia y a ustedes seguramente los va a condenar la historia', dijo Fernández al cierre de su testimonial de tres horas y media en el Tribunal Oral Federal N°2 (TOF 2), integrado por los magistrados Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu.

<strong><a href=Cristina Fernández, la vicepresidenta electa de Argentina' title='Cristina Fernández, la vicepresidenta electa de Argentina'>© AFP 2019 / Eitan Abramovich Tribunal de segunda instancia confirma procesamiento de Cristina KirchnerLa declaración de Fernández ante la corte, la primera desde que fue elegida vicepresidenta el pasado 27 de octubre, tuvo una controversia en la previa dado que la todavía senadora nacional solicitó permiso para que su participación fuera televisada, aunque fue denegado.

'¿No les parece que tiene impacto, que la vicepresidenta de la República Argentina esté sentada en el banquillo de los acusados, acusada de ser jefa de una asociación ilícita? ¿no les parece que es importante?', increpó Fernández a los jueces mirándolos a los ojos.

En cuanto al proceso en marcha, la exmandataria aprovechó para mencionar al presidente electo, Alberto Fernandez, a la hora de responder a una de las acusaciones.

<strong><a href=Cristina Fernández de Kirchner, expresidenta de Argentina' title='Cristina Fernández de Kirchner, expresidenta de Argentina'>© REUTERS / Marcos BrindicciCristina Fernández, sobreseída por tenencia de bastón presidencial'El responsable en materia administrativa y penal es el jefe de gabinete porque es él quién ejecuta el presupuesto de la nación argentina; van a tener un problema porque van a tener que citar al Presidente de la Reública, pero será interesante escuchar lo que tiene para decirles', desafió Fernández.

Con respecto a las acusaciones que indican que existía un plan maestro para otorgar concesiones millonarias al empresario santacruceño Lázaro Báez, detenido en un penal desde abril de 2016 acusado de lavado de dinero, la vicepresidenta electa espetó a los jueces: 'por favor, presenten cosas lógicas'.

En la extensa declaración, Fernández también defendió a sus hijos, Máximo, hoy dirigente político, y Florencia, en tratamiento médico en Cuba por un cuadro de linfedema que, según aseguran, derivó de un cuadro de estrés por la causa que también la tiene como procesada.

<strong><a href=Cristina Fernández de Kirchner, expresidenta de Argentina' title='Cristina Fernández de Kirchner, expresidenta de Argentina'>© AFP 2019 / Juan MabromataExpresidenta argentina califica de persecución el juicio en su contra'En el 2003, cuando empezó la (supuesta) asociación ilícita, Florencia tenía 12 años; se fue de Olivos con 25 años, una hija y bueno, un procesamiento', dijo la exmandataria.

En su declaratoria, la senadora también apuntó contra otros integrantes del Poder Judicial como los jueces Claudio Bonadio y Ariel Ercolini, en quienes recayeron la mayoría de las causas que la investigan; la titular saliente de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, y el de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), Mariano Federici, y el todavía presidente Mauricio Macri, entre otros.

'Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas; no sé cómo tuve tiempo para gobernar porque me las pasaba armando asociaciones ilícitas; ya no soy la jefa de una banda de un empresario de la construcción (…) Ahora soy jefa de la banda de todos los empresarios de la construcción', dijo Fernández, con ironía, sobre la acusación.

La causa se originó por una denuncia en 2016 del entonces administrador general de la Dirección de Vialidad, Jorge Iguacel, pero después el caso se anexó a otra causa que data de 2008 por pedido de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahíques.

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original