Ente enero y noviembre, la balanza bilateral arroja un saldo a favor de u$s821 millones para la Argentina. “Al igual que en el resultado mensual, se observa una mejora notable en relación con igual período de 2018 (déficit de u$s4.200 millones)”, señaló la consultora. También, al igual que en el resultado mensual, esta mejora responde a un marcado deterioro de las importaciones (-38% interanual), dado que las exportaciones también retroceden (-4,3%).
En esta línea, anticipó que el superávit comercial rozaría los u$s1.000 millones en 2019, alcanzando un pico desde 2002.
En esta línea, la consultora ABECEB destacó que, “con este guarismo, Brasil explicaría aproximadamente el 30% de la mejora del superávit comercial total de Argentina, que se encamina a los u$s15.000 millones en todo 2019”.

De cara al mediano plazo, “será fundamental saber si los vaivenes políticos -declaraciones cruzadas entre Alberto Fernández y Jair Bolsonaro- se transformarán también en tensiones económicas o si, como viene pasando por ahora, se quedarán en el plano discursivo”, analizó Ecolatina.
“Considerando la delicada situación de nuestra economía, y los elevados vencimientos de deuda relevante en divisas en un contexto de mercados de crédito cerrados, será fundamental que las amenazas no se concreten; de lo contrario, se cerraría una de las principales vías de escape a la crisis interna”, agregó.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original