El presidente Donald Trump'>Donald Trump publicó este lunes un polémico tuit en el que anunció la suba de aranceles al acero y al aluminio para Argentina y Brasil, a quienes acusó de devaluar sus monedas a propósito para tener ventajas competitivas. 

Marcelo Elizondo, consultor en economí­a y negocios internacionales, explicó a Cadena 3 las consecuencias de la situación.

El negocio del acero y el aluminio moviliza alrededor de 700 millones de dólares, y el 36% de las importaciones argentinas de esta industria van para el paí­s norteamericano.

Según el analista, Trump considera las devaluaciones de las monedas de un paí­s como una herramienta desleal.

'Por un lado es una señal no solamente a la Argentina y a Brasil sino también a todos los paí­ses que devalúen o incurran a ventajas competitivas, por medio de ajustes cambiarios, tendrán una sanción', explicó.

'Esto lo ha utilizado en diversas ocasiones, en particular en la guerra comercial con China, a quien acusa de devaluar su moneda para obtener ventajas comerciales', dijo, en diálogo con Cadena 3.

En cuanto a la transición de gobierno, Elizondo aclaró: 'Ahí­ tenemos un problema. Formalmente la negociación de estos aranceles deberí­a hacerse con el gobierno actual hasta el 10 de diciembre. Tenemos un gobierno bastante alineado con los Estados Unidos, pero extraoficialmente está en tela de juicio la relación del nuevo gobierno con el paí­s norteamericano'.

'Trump no desvincula las cosas, sino que las vincula en procesos estratégicos', aseguró el consultor.

'El tema de los aranceles no son considerados dentro de un hecho aislado. A Trump le preocupa de sobremanera la posición de los paí­ses de la región frente a ciertos temas clave: narcotráfico, situación de Venezuela, hechos de violencia que puedan deparar en movimientos populistas y la influencia de China en la región', aseguró.

Explicó que 'este movimiento permite a Estados Unidos convocar a los gobiernos de Brasil y Argentina a conversar desde una posición de fuerza sobre asuntos que van más allá de estos aranceles'.

Bolsonaro tuvo la semana pasada una reunión con el presidente chino Xi Jinping para facilitar el ingreso de Huawei a Brasil con tecnologí­a 5G.

'Este tipo de maniobras hacen que los paí­ses afectados deban pedir una audiencia, sentarse a conversar y ahí­ conversan de todo, son negociaciones muy pragmáticas', aseguró el analista.

Entrevista de 'Informados, al regreso'

Fuente: Cadena 3 >> lea el artículo original