2 de diciembre de 2019  • 19:10

Los legisladores porteños electos del Frente de Todos (FDT) fueron proclamados como diputados por el Tribunal Superior de Justicia, antes de la jura que tendrá lugar mañana en la Legislatura.

El evento donde el Tribunal les entregó los diplomas que los acreditan como diputados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se celebró en la facultad de Derecho.

Recibieron los certificados el politólogo Manuel Socías; la exdirectora del Banco Ciudad, Claudia Neira; el exsubsecretario de Relaciones Institucionales de la Jefatura de Gabinete, Claudio Ferreño; el exsecretario de Deportes, Claudio Morresi, la dirigente estudiantil Ofelia Fernández, la presidenta de la Auditoría General de la Ciudad, Cecilia Segura; el diputado porteño de Unidad Ciudadana, Javier Andrade; la socióloga feminista y militante de la Organización Social y Política El Hormiguero, María Bielli; el dirigente del PJ Capital, Matías Barrotaveña; la exvicepresidenta de la Federación Universitaria de Buenos Aires, Lucía Cámpora y la dirigente de Somos, Laura Velasco.

Los legisladores electos estuvieron acompañados por el excandidato a jefe de gobierno de la Ciudad, Matías Lammens y el exministro de Trabajo y presidente del bloque del kirchnerismo en la Legislatura, Carlos Tomada.

La jura

La Legislatura porteña renovará mañana la mitad de sus 60 bancas en el marco de una Sesión Preparatoria en la que jurarán los próximos diputados para el período 2019-2023, y en la cual también se votarán a las nuevas autoridades del Parlamento.

El recambio legislativo se dará durante una sesión especial convocada por el vicepresidente primero, Agustín Forchieri, a las 9.30.

Según fuentes parlamentarias, se tomará juramento a los 30 flamantes diputados, de los cuales 17 serán de Juntos por el Cambio, once del Frente de Todos, uno del Frente de Izquierda-Unidad, y uno de Consenso Federal.

Se estima que posteriormente a la jura se llame a la votación de las autoridades de la Legislatura, es decir, las tres vicepresidencias que quedarían en manos de Forchieri, en representación del oficialismo porteño; María Rosa Muiños, del Frente de Todos, la principal fuerza opositora; y Roy Cortina, un aliado electoral de Juntos por el Cambio.

Con el recambio legislativo, la distribución de las bancas en el recinto registrará modificaciones ya que el oficialismo -que reunirá al PRO, la Coalición Cívica, Confianza Pública, el radicalismo referenciado en Martín Lousteau y el socialismo- pasará de 41 a 37 escaños.

El bloque mayoritario estará conducido por el diputado Diego García Vilas, que responde a Graciela Ocaña; y estará secundado por Daniel Del Sol, de extracción peronista, y Facundo Del Gaiso, de la Coalición Cívica.

Del lado del Frente de Todos, por indicación del presidente electo Alberto Fernández, la bancada estará presidida por Ferreño, quien ya fue diputado porteño hace 15 años, y estará al frente de un bloque que tendrá 17 escaños, entre ellos, el que ocupará Ofelia Fernández, la legisladora más joven en asumir en Latinoamérica.

Por su parte, el bloque del Frente de Izquierda-Unidad continuará con tres bancas, Autodeterminación y Libertad perderá un escaño y quedará como monobloque, al igual que el GEN de Sergio Abrevaya que podría aliarse con el diputado electo de Consenso Federal.

Fuente: La Nación >> lea el artículo original