El Millonario ganaba merecidamente, pero el equipo brasileño se despertó a tiempo y dio vuelta el resultado con un doblete de Gabigol, a los 43 y 45 minutos del complemento.

River Plate se quedó este sábado a un paso de la gloria al perder, sobre la hora, 2 a 1 ante Flamengo, en la final de la Copa Libertadores disputada en el estadio Monumental de Lima.

El 'Millonario' había abierto el marcador con un tanto de Rafael Santos Borré, a los 14 minutos del primer tiempo, pero Flamengo dio vuelta la historia con tantos de Gabigol, a los 43 y 47 del complemento.

River fue ampliamente superior en la etapa inicial, donde dominó ampliamente a un rival de mucho poder, que no contó siquiera con una llegada clara.

En el complemento, el equipo de Marcelo Gallardo se tiró demasiado atrás y Flamengo, sin tanto juego asociado pero con mucho corazón, se volcó decididamente en campo adversario.

Si bien el partido parecía definido, dos errores le dieron la Libertadores a Flamengo después de 38 años: en primera instancia, Lucas Pratto perdió el balón de manera ingenua y en el contragolpe Gabigol señaló el empate.

Luego, Pinola -que había jugado un gran encuentro- no pudo despejar en dos ocasiones y otra vez el goleador, que casi no había tenido participación en el trámite, sentenció la historia.