La conjunción de Venus y Júpiter podrá verse este 24 de noviembre desde cualquier parte de la Tierra, aunque será más fácil desde el hemisferio sur, donde durará casi dos horas tras la puesta de sol.
En España, podrá verse en dirección oeste muy cerca del horizonte.

Júpiter se verá de un tamaño menor al de Venus, aunque realmente sea al contrario.
Esto se debe a que se encuentra unas tres veces más lejos de la Tierra que Venus.
Así, el segundo planeta del Sistema Solar brillará con magnitud -3.8, mientras Júpiter lo hará con magnitud -1.8, por lo que serán fáciles de reconocer por su gran brillo.

Se podrá disfrutar del evento a simple vista, sin necesidad de utilizar telescopios ni prismáticos.
Cualquier persona podrá observar como los dos planetas se superpondrán formando un único planeta brillante en el cielo.

Los antiguos pueblos creían que la sobreposición de los dos planetas se trataba de un apareamiento entre Venus, la reina de la belleza, y Júpiter, el dios principal para los romanos, del que nacía un nuevo dios.

Hoy ya conocemos que se trata de un evento astronómico en el que, aunque parezca que ambos cuerpos están juntos, en realidad se encuentran separados por millones de kilómetros.