Alberto Fernández encabezó este viernes un acto con la cúpula de la CGT y Hugo Moyano, a quienes les prometió que serán parte de su futuro gobierno en medio de versiones de que el sindicalismo quiere avanzar con la doble indemnización.

El gesto simbólico del presidente electo fue contundente: se rodeó entre Héctor Daer y Carlos Acuña y llevó hasta la sede de Azopardo a sus dirigentes más cercanos como Santiago Cafiero, Gustavo Beliz, Wado de Pedro y Sergio Massa. También participaron gobernadores e intendentes, en otro guiño al peronismo.

'El movimiento obrero organizado es parte del Gobierno que se va a instalar en la Argentina a partir de diciembre. Y esto no es un acuerdo político, nunca lo hemos hablado, es la convicción que tenemos', lanzó Alberto.

También insinuó que es hora de 'restituir' los derechos de los trabajadores, ante el silencio de los gremios sobre su intención de que vuelva la doble indemnización, un fantasma del que ya hablan los empresarios.

En diálogo con LPO, uno de los sindicalistas de mayor peso en la CGT negó que ahora estén intentando avanzar con la doble indemnización aunque aclaró que es un instrumento que habrá que analizar en la próxima coyuntura. Aclaró que el acuerdo social es más amplio, una proyección sobre el futuro del país.

Fernández también descartó una reforma laboral, aunque habló de la necesidad de capacitar a los trabajadores sin 'luchar' contra los avances tecnológicos. 'Les quiero proponer que este edificio se convierta en un centro de capacitación tecnológica', sorprendió.

El presidente electo agradeció el 'esfuerzo' del sindicalismo, los gobernadores y Cristina Kirchner para lograr la unidad. También destacó las figuras de Rucci y Ubaldini.

En el escenario además de Daer y Acuña estuvieron, entre otros, Sergio Palazzo, Omar Viviani, Antonio Caló y Armando Cavalieri. Moyano se iba a sentar a primera fila pero le hicieron señas para que se suba junto al resto y accedió. En la primera fila también estuvieron Axel Kicillof, Juan Manzur, Sergio Uñac, José Luis Gioja y Felipe Solá.

Antes de que Fernández diera su discurso, Daer aseguró que 'todo el movimiento obrero y compañeros de organizaciones hermanas' hicieron posible la unidad. 'Somos parte del gobierno que viene', aseguró.

Fuente: LPO >> lea el artículo original