Según un informe difundido por la oposición cordobesa, la provincia mediterránea podría entrar en default en 2021 si no reestructura su deuda, ya que los vencimientos saltarán a los $51.300 millones.

El trabajo realizado por el economista Francisco Jure alarmó a la UCR y al partido 'Encuentro Vecinal', que cuestionaron el fuerte endeudamiento en dólares del gobierno de Juan Schiaretti.

De acuerdo a esta investigación, entre el 31 de diciembre de 2015 y el 10 de octubre de 2019 la deuda de la provincia de Córdoba se incrementó en un 744%, es decir, más de 400 puntos porcentuales por encima de la inflación.

El problema fue que al estar dolarizada en un 93%, la deuda se vio disparada tras las devaluaciones de 2018 y 2019. Eso hizo que pase de 1.209 millones de dólares a 2.624 millones en sólo cuatro años.

Ante este panorama, el estudio proyecta tres escenarios para saber qué proporción de los ingresos deberá destinarse al pago de vencimientos de deuda. En el escenario optimista, la recaudación crecería un 15% en términos reales en los próximos dos años, lo que llevaría a que uno de cada cinco pesos recaudados tenga este destino.

En una proyección moderada la recaudación crecería solamente un 5% y elevaría el cociente de vencimientos sobre ingresos al 27%, mientras que una estimación pesimista lo lleva al 36% si la recaudación se contrae en un 5%.

'En ninguno de los escenarios planteados el cociente entre pago de servicios de la deuda e ingresos corrientes netos de coparticipación a municipios se aproxima al valor máximo fijado por la Ley de Responsabilidad Fiscal (15%). Como mínimo -y de forma poco probable- más del 20% de los ingresos disponibles se destinarán al pago de la deuda. Ese monto es más del triple de lo que destinará en 2019 (6%)', detalla el documento.

'La incapacidad que tendrá la provincia para afrontar sus pagos es evidente. De no reestructurar los vencimientos que tiene actualmente pactados o mediarse situaciones positivas y altamente improbables, Córdoba caerá en default en el año 2021. Por ello, se considera necesaria una reestructuración de la deuda y se sugiere diseñarla con la mayor antelación posible para minimizar los daños que esto generará en la confianza de los mercados y las consecuentes pérdidas en el bienestar de los cordobeses', agrega.

Como explicó LPO, en el entorno de Alberto son conscientes de ello y pretenden usarlo como moneda de cambio para contar con el apoyo de los cuatro diputados leales Schiaretti en el paquete de leyes que quieren impulsar.

Fuente: LPO >> lea el artículo original