Y agrega que “no fue una campaña más.
El nivel de agresión fue muy fuerte.
Nunca respondió una sola de todas las cosas que me dijeron del otro lado.
Si me hubiese tocado perder, habría felicitaba al otro candidato y listo”.

Gasparini cuenta que fue “escandaloso el reparto el desembarco que se hizo en los días previos.
Se entregaron 540 de planes parte de la Provincia, 800 chapas con tirantes, 1200 bolsas de alimentos con plata adentro”
.
En relación a su trato con la gobernadora, el intendente asegura que siempre fue “bueno” pese que “en el último tiempo desaparecieron con el mismo verso de siempre”.

El 26 de septiembre pasado, 600 vecinos se anotaron para poder recibir el bono de 5 mil pesos que prometió el Gobierno y para el los habitantes de Roque Pérez que debían reunir con ciertos requisitos para poder ser acreedores.
La inscripción se llevó a cabo en el local partidario de Juntos por el Cambio.

Todo esto sucede con una deuda de 14 millones de PAMI que aún no fue saldada y un nivel de mora muy importante con los proveedores del municipio de parte del Consejo Escolar.
Algunos van de los 100 mil a los 500 mil pesos.
Además, a la empresa que llevó a cabo la ampliación de los desagües pluviales se le debe 17 millones de pesos, mientras que al municipio se le adeuda un 70 por ciento de un convenio de 20 millones de pesos para asfalto.

Así las cosas, Roque Pérez deberá esperar alrededor de dos semanas para saber quién gobernará el distrito.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original