MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, reafirmó en una entrevista con la cadena CNN en Español que su antecesor en el cargo, Rafael Correa (2007-2017), está detrás de los intentos de perturbar la democracia y desestabilizar al actual Gobierno.

'El plan desestabilizador fue preparado incluso antes de mi triunfo electoral, sin embargo, uno de los elementos que más lo confirman es la presencia de dirigentes que se denomina la Revolución Ciudadana y la presencia inclusive de Correa', declaró Moreno.

<strong><a href=Rafael Correa, expresidente de Ecuador, durante un entrevista con Reuters' title='Rafael Correa, expresidente de Ecuador, durante un entrevista con Reuters'>© REUTERS / Francois LenoirRafael Correa a Sputnik: 'Lenín Moreno está acabado, es un títere de los grupos de poder'Para el presidente actual, 'esto es un plan sistematizado y el objetivo es desestabilizar el Gobierno del Ecuador'.

'Todos estos grupos quieren quebrar la democracia en nuestro país', agregó.

Moreno mencionó en particular la infiltración de elementos criminales en el movimiento indígena.

'Un grupo se infiltró y fueron separados del movimiento, identificados como gente pagada que causaron conflictos en los alrededores del Palacio de Gobierno. Muchos fueron capturados e identificados procedentes de grupos terroristas, criminales', dijo.

Preguntado sobre el traslado de su Gabinete a Guayaquil, Moreno alegó que 'el centro de Quito es lugar cerrado que había que protegerlo'.

'No había facilidad de acercarse al Palacio, por eso decidí trasladar la sede de Gobierno a Guayaquil', añadió.

Protestas en <strong><a href=Ecuador' title='Protestas en Ecuador'>© REUTERS / Ivan AlvaradoExcanciller ecuatoriano acusa a EEUU y grandes empresarios de precipitar crisisEcuador afronta dificultades fiscales y de endeudamiento externo, por lo que buscó la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) firmando un préstamo por 4.200 millones de dólares este año, que incluye reformas y ajustes de gasto.

Después de que el Gobierno de Moreno anunciara una serie de medidas económicas a principios de este mes, entre ellas la eliminación de los subsidios al combustible, los transportistas convocaron un paro general que levantaron tras dos días de negociaciones sobre subidas a los servicios de transporte de cargas y pasajeros.

Sin embargo, las movilizaciones continuaron lideradas por otros sectores afectados.

Desde el 4 de octubre en Ecuador rige un estado de excepción decretado por Moreno para frenar a grupos a los que acusa de realizar saqueos, ataques y destrozos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos informó el miércoles de decenas de heridos, 477 detenidos y 31 periodistas agredidos en el país andino.

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original