El Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables de Ecuador estima que hasta la fecha la suspensión de operaciones en varios de los campos petroleros operados por la estatal Petroamazonas ha provocado pérdidas cercanas a los 12,8 millones de dólares.

Esta parálisis, causada por las protestas contra el Gobierno por el 'paquetazo' del presidente Lenín Moreno, ha dejado como resultado una disminución sustancial de la producción de crudo. 'Se han dejado de producir 231.800 barriles', subraya la entidad en un comunicado.

Campo petrolero de la estatal ecuatoriana <strong><a href=Petroamazonas, en Tiputini, Ecuador.' />La ecuatoriana Petroamazonas suspende sus operaciones en dos campos más por la presencia de manifestantes

En esta misma jornada, el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) se ha visto obligado a detener su funcionamiento desde las 13:00 de la hora local debido a la baja entrega de hidrocarburo derivada de los incidentes a causa de la presencia de manifestantes en las instalaciones de Petroamazonas.

El día de ayer, el SOTE redujo su operación al 30 % de su capacidad. En la actualidad el caudal de crudo es 'mínimo' y no permite que funcione con normalidad, situación que llevó a los técnicos a suspender la operación para proteger la 'integridad mecánica de los equipos'.

Las posibles demoras en las entregas de crudo fruto de estos hechos han llevado a las autoridades encargadas a estudiar la posibilidad de declarar la eventualidad de 'fuerza mayor' en el SOTE para 'justificar' el incumplimiento en los tiempos establecidos.

Fuente: Actualidad RT >> lea el artículo original