La propaganda norcoreana aseguró este miércoles que el arma que probó en la víspera fue un lanzacohetes múltiple de gran calibre como el también utilizado por el régimen el pasado agosto.

No obstante, el comunicado de la agencia oficial de noticias KCNA, que describió el lanzacohetes como 'súper grande' y destacó que el líder norcoreano, Kim Jong-un estuvo presente en la prueba, no calificó la prueba de éxito, lo que ha llevado a los analistas a especular con la posibilidad de que el armamento no funcionara correctamente.

Fuente: EFE >> lea el artículo original