Las imágenes, tomadas en la playa de vehículos de un supermercado de Temperley, se transformaron en virales por las redes sociales

Un cliente de un supermercado de Temperley, Buenos Aires, dejó estacionado su auto en una zona prohibida e ingresó a realizar compras, acción que motivó una insólita respuesta por parte de los empleados del comercio que se volvió viral en las redes sociales.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original