La suspensión del Parlamento británico se transformó en las primeras horas del martes en un madrugada caótica, inédita y salvaje, donde el diputado laborista Lloyd Russell Moyle se arrojó sobre la silla del Speaker (titular de la Cámara) John Bercow, en un simbólico gesto para impedir el cierre de la Cámara de los Comunes.

No dejaba salir al Speaker de su silla verde para que no pudiera asistir a la ceremonia en la Cámara de los Lores, que iniciaba el cierre parlamentario, por aprobación de la reina Isabel.
Escenas únicas y extraordinarias a las 3 de la mañana en Londres.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Después de un debate con legisladores enfurecidos discutiendo por qué se oponían a una elección general anticipada- pedida por Boris Johnson -y votaban en contra, la oposición quiso demostrar su rechazo a cerrar ambas cámaras.
Una decisión adoptada por el gobierno, que tendrá vigencia entre el 9 de Septiembre hasta el 14 de octubre, para impedir que sigan discutiendo el Brexit.

Una protesta surrealista se inició cuando los televisores de la Cámara anunciaron “Parlamento prorrogado” (suspendido), con fondo verde.
Los conservadores se fueron de la sala.
Pero laboristas, liberales demócratas, verdes , nacionalistas escoceses y galeses decidieron quedarse mientras les gritaban a los Torys : “Vergüenza”.

Con carteles escritos a mano donde se leía “silenciado”, los diputados rodearon al speaker Bercow, que había anunciado su renuncia por la tarde.
Antes, él había calificado a la prorrogación, decidida en una operación secreta por el gobierno de Boris Johnson, conocida como “YellowHammer”.

Mirá también
Mirá también

¿Aceptará Europa otra prórroga del Brexit?

“Esta no es un prorrogación estándar.
Es una de las más largas por décadas', dijo Bercow.
”Yo entiendo su sentimiento”, repetía.
La oposición lo aplaudía, un acto prohibido en los Comunes.
El presidente de la Cámara, que debe mantener su imparcialidad, le gritaba a un diputado conservador: ”Me importa un flamenco cuál es su visión”.
Todos los códigos se rompían ante una decisión controvertida y que buscaba cerrar la boca a las cuestionamientos legislativos de una salida sin acuerdo de la Unión Europea el 31 de octubre.

La Black Rod de la Cámara de los Lores (la funcionaria encargada de controlar el acceso y mantener el orden), vestida de negro en ropas medievales, había llegado a los Comunes a buscar a Bercow para llevarlo a la histórica ceremonia de prorroguing, que los lores habían decidido boicotear.
Solo había 5 lores en la sala cuando se inició la ceremonia.
La escena mostraba un desierto.

Cuando Bercow pudo salir de su silla verde para ir a los Lores, un cartel de “Silenciado” escrito a mano ocupó su lugar.

En la Cámara de los Comunes, los diputados decidieron cantar como protesta.
Al inédito coro parlamentario lo iniciaron los nacionalistas pro indepentistas escoceses, bien entonados, con 'Flower of Scotland'.
Los laboristas le siguieron con La Internacional.
Los galeses nacionalistas cantaban tan bien como un coro.

En la desierta Cámara de los Lores, los tres lords a cargo de suspensión intercambiaron sombrerazos negros y cabezasos de saludo con el Speaker y el grupo de diputados conservadores que lo acompañaba, en una ceremonia medieval, vestidos con sus capas coloradas.
Le informaban, en nombre de la reina Isabel, que prorrogaban el Parlamento.

Eran las 2.46 de la mañana cuando Bercow llegó a nuevamente a la Cámara de los Comunes.
“Me siento más en casa aquí”, dijo con una sonrisa.
Explicó que la Cámara de los Lores le había dado su asentimiento para la suspensión del Parlamento.
Solo nueve diputados conservadores habían regresado para estar en la Cámara de los Comunes en ese momento histórico.

Mirá también
Mirá también

El Parlamento rechaza por segunda vez un nuevo llamado a elecciones de Boris Johnson

La diputada laborista Rachael Maskell admitió que ella había sido parte del grupo que intentó impedir al Speaker ir a la Cámara de los Lores.
Luego posteó: ”Esta noche yo hice todo lo posible para frenar que el parlamento sea prorogado”.

Videos de los parlamentarios cantando Wha Hae, una canción nacionalista escocesa en el medio de la Cámara, comenzaron a difundirse en las redes sociales.
Los galeses entonaban armoniosamente Bread of Heaven.
Su legendaria historia de pueblo cantar a la vista y aplaudido por todos.
El Parlamento británico, en Modo Resistencia ante su suspensión, que intentaron resistir con desafíos legales que perdieron en los tribunales.

Los agotados periodistas corrían a la galería de prensa para ver estas extraordinarias escenas, en horas absolutamente inéditas en el Parlamento británico.
En un día maratónico, un final sin antecentes en su historia.

París, corresponsal

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original