El Barrio 31 es una de las villas más conocidas de la Ciudad de Buenos Aires. En los últimos tres años, el oficialismo invirtió más de $6000 millones en obras de urbanización. En las PASO, de los 40 mil habitantes, solo 7000 votaron. Y la mayoría eligió al precandidato para jefe de Gobierno porteño de Frente de Todos, Matías Lammens. Horacio Rodríguez Larreta perdió por 47 puntos. Los resultados de las elecciones plantearon un interrogante que también aplica para el resto del país: ¿la economía pesa más que cualquier otro factor a la hora de votar?

Leé tambiénLas PASO en la Ciudad: Macri ganó en Puerto Madero y Alberto Fernández arrasó en el Barrio 31

Ante este panorama electoral, el secretario de Integración Social de la Ciudad, Diego Fernández, reflexionó sobre la respuesta de los vecinos en un informe de Periodismo para todos. 'El cambio que vivieron en estos tres años fue muy importante. No se mide en una elección. Es un transformación para los próximos 50 años, genera mucha movilización. Hay que escuchar a la gente y acompañarla en este proceso', sostuvo el funcionario, que reconoció el golpe de la crisis económica en las urnas.

Con respecto a este último punto, Fernández realizó una autocrítica de la gestión oficialista. 'La situación socioeconómica tuvo un impacto muy grande. Nos faltó estar más cerca de la gente y conectarnos con lo que estaba pasando. Eso fue un error', admitió.

En el proyecto de urbanización del barrio, el Gobierno porteño invirtió $6.000 millones. 'En estos últimos cuatro años hicimos mucho. Desde cloacas en casi toda la zona, pavimento, construimos dos escuelas nuevas que son increíbles y hacían mucha falta, tres centros de salud', enumeró el funcionario.

Los vecinos consultados en el informe de PPT remarcaron la importancia de la economía por encima de la obra pública. José, dueño de un restaurante que está dentro de la villa, sostuvo que la falta de consumo por la crisis afectó su negocio. 'La gente gasta menos y no sale a comer. Tuve que aumentar los precios porque los costos son caros', detalló.

Sin embargo, cuando le preguntaron por las mejoras en la zona, reconoció que ahora las calles no se inundan más. 'Ahora llueve y en cuestión de segundos queda todo seco', subrayó. Para él, al Gobierno de la Ciudad le faltó 'hablar con la gente y explicarle que iban a hacer a futuro'.

Gerardo, otro comerciante del barrio, explicó que su negocio 'está pésimo' desde que asumió el oficialismo. 'No trabajamos más como antes. Se 'tira' para comer. Yo tenía seis empleados y ahora nada, trabaja la familia. Los últimos tres años fueron los peores', aseveró. En ese sentido, afirmó: 'Con las obras la gente no vive. Hay que pensar en la comida de los chicos'.

Uno de los pilares centrales de la urbanización fue la construcción de un complejo de 1100 viviendas para reubicar a las personas que están viviendo bajo la autopista. Para acceder a estas propiedades, el Gobierno porteño implementó créditos blandos de cuotas mensuales de $5.000 por 30 años.

Hasta el momento ya se mudaron 50 familias y se estima que en marzo del año que viene se terminen de ocupar. Esta iniciativa no fue bien recibida por todos los vecinos. Andrea, por ejemplo, planteó que se trata de un 'desalojo forzado'. 'Hay gente que no quiere dejar su vivienda porque le costó construirla', cuestionó. A su vez, remarcó que para ella lo más importante es llenar la heladera más que las obras. 'No comemos ladrillos', agregó indignada.

Sin embargo, los que se mudaron tienen otra opinión. Natalia, que ya se instaló con su familia, sostuvo que nunca se imaginó tener su propio departamento. 'Hasta que no me mudé no lo podía creer', reconoció orgullosa. A diferencia de donde vivía antes, destacó que ahora tiene más espacio para ella y sus hijos, que no comparten más el baño y siente que está en 'hotel de lujo'.

El secretario de Integración Social de la Ciudad admitió que el panorama que dejó las PASO le generó una gran frustración. Pero que eso no opacó el trabajo que hicieron en el barrio. 'Los resultados no cuestionan la transformación. Esto es para que la gente del Barrio 31 viva mejor. No fue un pera un periodo electoral', concluyó.

Más sobre:Elecciones 2019El monólogo de Jorge Lanata: quién estuvo detrás de la llegada de Diego Maradona a GimnasiaMiles de manifestantes marcharon a favor de María Eugenia Vidal en MorónHebe de Bonafini, durísima contra Juan Grabois: 'Es desagradable y un caradura'

ico-download-apps

Descargá la app de TN y mantenete informado

Fuente: TN >> lea el artículo original