Si bien la estabilidad cambiaria es el objetivo casi exclusivo del Gobierno para los próximos días, y más allá de las teorías oficialistas sobre una campaña 'real' y 'corta' desde octubre, lo cierto es que Mauricio Macri ya inició su camino hacia la dura batalla electoral que tendrá el 27 de octubre próximo.

Por caso, el jueves pasado, Macri realizó un raid de discursos que comenzaron en Córdoba y terminaron durante la tarde en el CCK de la Ciudad de Buenos Aires.
'Estamos convencidos de que la elección no sucedió y estamos con todas las energías para ir al balotaje.
Vamos a continuar trabajando', señaló por la mañana de inaugurar un Núcleo de Inclusión y Desarrollo de Oportunidades (NIDO) en la capital de la provincia que comanda su amigo, el peronista Juan Schiaretti, con quien no se vio.

'Nuestra principal tarea en este momento es lograr la estabilidad económica y llevar tranquilidad', aseguró el jefe de Estado, y dejó claro que el Gobierno tomó medidas para que el impacto de las PASO 'no afecte más, porque más dólares es más inflación, y más problemas para los argentinos'.
Allí, el Presidente remarcó que se espera el nuevo desembolso del Fondo Monetario Nacional (FMI) porque 'hemos cumplido en todo'.

En tanto, por la tarde y de regreso en la Ciudad de Buenos Aires, el primer mandatario participó del cierre de la Jornada Nacional del Agro (Jonagro), actividad organizada por la entidad Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) en el Centro Cultural Kirchner (CCK).
Allí, Macri manifestó: 'En la vida hay que dar pelea, hay que poner y creer, y yo creo y sé que podemos, estoy convencido, y además sé que cuento con ustedes'.
Ayer, el jefe de Estado retomó el discurso en una columna de opinión publicada por la agencia estatal Télam.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original