Luis Alberto Sosa (54), acusado de cometer un femicidio a principio de año, confesó ser el autor del hecho y por eso fue condenado a prisión perpetua.

Sosa está detenido desde enero por el crimen de su expareja, Liliana Ramón Olguín (49). La causa estaba caratulada como homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género, por lo que se iba a resolver con un juicio por jurados.

Hoy se iba a realizar la audiencia preliminar para definir la fecha del debate.
Sin embargo la defensa de Sosa sorprendió al solicitar un juicio abreviado.

Esto fue aceptado por la fiscal de Homicidios Claudia Ríos.
Allí Sosa admitió ser el autor de femicidio y por eso recibió la condena de prisión perpetua.

Olguín fue asesinada durante la noche del 19 de enero en su domicilio de calle 3 de febrero, Las Heras, luego de protagonizar una pelea con su expareja, de quien se encontraba separada pero vivían juntos.

Debido a esto el acusado agarró un machete y apuñaló a la mujer una docena de vez.
Luego se subió a una camioneta Suzuki Gran Vitara y huyó, aunque fue atrapado al otro día cuando circulaba por la Ruta 52.

Fuente: América Diario >> lea el artículo original