Desde la asociación local no descartan un aumento en el producto, sin embargo, no aventuraron un porcentaje hasta conocer el incremento que sufrirá la materia prima.

'Estamos esperando que los proveedores empiecen a trabajar.
En la mañana de ayer suspendieron la venta pero creemos que esta tarde se va a normalizar.
Ese fue el primer impacto, ahora tenemos que aguardar', explicó Juan Carrillo, de la Asociación de Panaderos de Mendoza.

Y sumó: 'Es muy probable que la harina venga con un aumento.
No se descarta un incremento entonces en el pan pero primero hay que analizar los porcentajes y cómo se traducen en los costos.
Por ahora, no debería subir el precio'.

El pan ya había aumentado en julio, en esa ocasión, el incremento fue del 10%.
Sin embargo, los panaderos piensan dos veces hasta de retocar el precio ya que, aseguran, las ventas no mejoran.
'Están deprimidas, es terrible.
La verdad es que las panaderías están atravesando hace tiempo una situación muy difícil y, por si fuera poco, llega el cambio de estación y sabemos que el pan se consume más en otoño o invierno, no tenemos buenas expectativas'
, cerró Carrillo.

Fuente: América Diario >> lea el artículo original