Darío Benedetto ya debutó en el Olympique de Marsella y su primera vez tuvo un sabor amargo.
Jugó apenas 18 minutos y nada pudo hacer para revertir el 2-0 de local con el modesto ReimsPero, a pesar de ser una buena venta para el club (14 millones de euros limpios entrarán a la tesorería xeneize), al presidente Daniel Angelici también le quedó un sabor amargo y le dura la bronca por la salida del Pipa.

Mirá también
Mirá también

Darío Benedetto tuvo un amargo debut en Olympique de Marsella

'¿Cómo te puedo decir? Yo tengo muy buena relación con los jugadores.
Se lo dije (a Benedetto).
Me da bronca que hace dos meses nos dimos la mano, le habíamos mejorado el contrato y me dijo 'quedate tranquilo, estoy bien y me quedo hasta fin de año'.
Y después, cuando vino la oferta de afuera, yo le dije que para Boca no era ni buena ni mala porque el club no necesita vender.
Pero él, con 29 años, sin pasaporte (europeo), con un contrato por cuatro temporadas, con el monto que le pagaban, quería irse.
Por más que en Boca ganaba bien, allá le duplicaron en euros, con un monto fijo más bonos.
Una vez que vio la propuesta, quiso irse y uno no lo puede retener', dijo Angelici en el programa 'Estamos Motivados', por AM 990.

Mirá también
Mirá también

Boca: llegó Franco Soldano, el reemplazante de Darío Benedetto

No fue la única declaración del presidente de Boca.
'Ser vicepresidente en la lista de (Christian) Gribaudo por el oficialismo es una posibilidad que analizo. Si gana el oficialismo, es muy probable que también me quede en la Fundación de Boca.
Les dije a mis compañeros (de Comisión Directiva) para estar en la AFA tengo que tener algún cargo en Boca'.

Christian Gribaudo, Daniele De Rossi y Nicolas Burdisso en La Bombonera

Los comicios todavía no tienen fecha definida, aunque serán en diciembre como marca el estatuto del club.
Se sabe que el candidato oficialista es Christian Gribaudo, quien además es el secretario general, mano derecha de Angelici y presidente del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires.
No es el único.
También suenan desde Jorge Amor Ameal y José Beraldi, hasta Juan Carlos Crespi, el gremialista Víctor Santa María, el peluquero Fabio Cuggini y hasta el ídolo Juan Román Riquelme...

Christian Gribaudo (centro) junto al dirigente José Palmiotti a la derecha y con gorro de Boca.

El tradicional Bar La Perla, de Caminito, en el corazón de La Boca, fue escenario de un acto de Guibaudo de cara a convertirse en el próximo presidente xeneize.
Por la impronta del mítico lugar fue una actividad descontracturada organizada por el dirigente histórico de ese barrio de la zona sur porteña, José Palmiotti, quien tiene una añeja relación con Angelici y apuesta todas sus fichas a la candidatura de su mano derecha.

Mirá también
Mirá también

La Conmebol multó a San Lorenzo y advirtió a Boca

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Fue la primera reunión de varias que Palmiotti tiene previstas organizar para que los socios puedan escuchar la palabra del candidato e intercambiar inquietudes en forma personal.
Con una ornamentación azul y oro que se mezcló con los cuadros y muebles de antaño que caracterizan al tradicional bar, unos 150 socios también participaron de sorteos entre el que se destacó una camiseta firmada por Carlitos Tévez.
El premio fue para una mujer.
Porque las mujeres socias también dieron el presente con gran fanatismo en la noche de La Perla.

Entre empanadas y gaseosas, Gribaudo recordó lo hecho en la gestión Angelici y elogió la llegada del “romano“ De Rossi aclarando que lo llamarán así para diferenciarlo del otro “Tano”, en referencia al actual presidente de Boca

Luego llegó el 'Dale...
Dale...
Boca...'
que entonaron los presentes y los deseos de ganar la Libertadores y tener la esperada revancha con River.

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original