La jubilada que fue noticia porque en el Nuevo Sanatorio de Berazategui a la que le habían amputado la pierna equivocada, Magdalena Leguizamón de 67 años, falleció ayer por la noche. La investigación del caso tendrá que determinar si el procedimiento tuvo incidencia en su tráfico final.

Lee más | ¿Conflicto de intereses? Uno de los cirujanos de la clínica de la muerte en Berazategui tiene una funeraria

La noticia fue confirmada por familiares de la jubilada. A raíz de su caso se conocieron varios episodios diferentes de equivocaciones graves de la institución, entre ellas el caso de una señora que ingresó con una fractura expuesta y terminó en estado vegetativo.

Leguizamón falleció ayer por la noche en la Clínica Ceni de Quilmes, en donde se encontraba internada desde hacía varios días. Allí incluso le confirmaron a sus familiares que el diagnóstico inicial, por el cual habían decidido apuntarle la pierna derecha, estaba equivocado.

'Del Sanatorio de Berazategui siguen jugando a las escondidas. Nadie nos responde. Siguen sin dar la cara. Pero van a pagar por lo que hicieron', dijo una de las hijas de la señora, Claudia. La fiscal Karina Santolin, a cargo de la UFI Nº 7, caratuló la causa como lesiones culposas, pero con el fallecimiento de la jubilada podría cambiar la caratula.

Lee más | Siguen llegando denuncias contra la clínica del terror: una paciente se fracturó el brazo y salió en estado vegetativo

Ayer la abogada de varios de los denunciantes por mala praxis, Paola Stekoff, presentó once nuevos casos contra el Nuevo Sanatorio de Berezategui, y en especial contra uno de los cirujanos de la institución, Fernando Palladino, que además es el dueño de la funeraria que se encuentra cerca del lugar.

“Hace cuatro meses, a un hombre que murió en una cirugía, que no fue informada por mala praxis, le sugirieron en la clínica Casa Central. Cuando los parientes se dirigieron allí, encontraron a Palladino, que había realizado la operación, con un delantal negro (típico de personas que trabajan en las casas funerarias)”, afirmó en declaraciones a la prensa Stekloff.

Lee más | Mala praxis y muerte en la clínica del terror: le extirparon a una jubilada la vesícula por error

La acusación contra Palladino llevada adelante por Stekloff es en representación de la familia de la señora que quedó en estado vegetativo y luego falleció, Dionisia Caballero. Luego se fueron sumando nuevos casos como el de Teresa Angilleta, de 74 años, que falleció luego de que el propio Palladino se equivocó de diagnóstico a la hora de operarla. La señora Angiletta  debía ser intervenida por la obstrucción del píloro, músculo que conecta el estómago con el duodeno, pero en el quirófano le quitaron la vesícula.

Fuente: Big Bang News >> lea el artículo original