El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, considera que el desvió de los fondos estadounidenses destinados a la ayuda humanitaria a Honduras y Guatemala para apoyar a la oposición en Venezuela, que lidera el diputado Juan Guaidó, son parte de la 'obsesiva y continuada agresión' de Washington a Caracas.

De acuerdo al ministro, EE.UU. busca con esos fondos, que estaban destinados a proyectos de desarrollo social en Centroamérica, 'financiar el golpe de Estado en Venezuela'.

Añadió que ese dinero, 'con seguridad', se lo 'robarán sus amigos golpistas'.

Los fondos desviados

Esta semana, el diario Los Angeles Times, basándose en un documento oficial y fuentes propias, informó que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) envió al Congreso una notificación en la que participa sobre el desvío de 41,9 millones de dólares a la oposición venezolana, de los fondos que estaban previstos para Honduras y Guatemala.

Imagen ilustrativa. Migrantes centroamericanos cerca de la frontera entre Guatemala y México, el 20 de octubre de 2018EE.UU. desviará más de 40 millones de dólares de ayuda humanitaria a Honduras y Guatemala para apoyar a Guaidó

De ese monto saldrán los pagos a Guaidó y su facción, que incluyen 'salarios, billetes de avión, entrenamiento para la 'buena gobernanza', propaganda, asistencia técnica para celebrar las elecciones y otros proyectos para 'la consolidación de la democracia'', reporta el medio estadounidense.

El Departamento de Estado de EE.UU. confirmó el desvió de los fondos que estaban destinados para el denominado 'Triángulo Norte de Centroamérica', que además de Guatemala y Honduras, incluye a El Salvador.

Este envío de nuevos fondos se conoce luego que el mes pasado saliera a la luz una trama de corrupción dentro de la oposición venezolana.

El portal PanAm Post denunció que los representantes de Guaidó en Colombia, Rossana Barrera y Kevin Rojas —encargados de la atención a los desertores venezolanos que ingresan en territorio del país vecino— se rodearon de lujos malversando los fondos que estaban a su disposición e inflando las cifras de los exmilitares venezolanos. El dinero, además de ayudar a los desertores, sería destinado a la 'ayuda humanitaria'.

Fuente: Actualidad RT >> lea el artículo original