Pernell Whitaker, el primer boxeador que venció a Poli Díaz, falleció este domingo tras ser atropellado en Virginia Beach (Estados Unidos), informó 'TMZ'.
Whitaker, uno de los mejores púgiles de la década de los 90, fue también el protagonista de unos los momentos más recordados del boxeo español.
En 1991, los se enfrentaron por el título mundial del peso ligero en su versión de la WBC, WBA e IBF.

Hasta entonces, Poli Díaz, el 'Potro de Vallecas', no había perdido ningún combate.
Había salido victorioso de los 32 que había disputado.
Poco a poco había ido escalando hacia la elite del boxeo.
La pelea de 1991 fue a la vez su punto más alto y el inicio de una larga cuesta abajo de la que nunca ha llegado a recuperarse del todo.
Aquel día, Díaz aguantó los doce asaltos antes un boxeador que se mantuvo invicto desde 1988 hasta 1997, cuando perdió ante Óscar de la Hoya.

La pelea entre Pernell Whitaker y Poli Díaz en 1991.

Su trayectoria le valió a 'Sweet Pea', como era conocido, ser elegido para el Salón de la Fama del Boxeo en 2006.
Para entonces ya hacía tiempo que había dejado de boxear y había tenido también muchos problemas con las drogas.
Seis meses después de su pela con De la Hoya ganó a Andrey Pestryaev, pero dio positivo por cocaína.
peleó un par de veces más, la última en 2001.

Varias detenciones, un paso por la cárcel...
Whitaker tocó fondo, pero remontó para convertirse en entrenador en 2005.
Durante años estuvo en la esquina de varios púgiles, y uno de ellos, Calvin Brock, llegó a pelear contra Vladimir Klitschko por el título mundial.