El tipo de cambio minorista cayó hoy 18 centavos a $42,91 en el promedio de los bancos de la city porteña y el mayorista bajó 12 centavos a $41,70. La tasa, en tanto, cedió hasta el 59,16%.

En línea con el resto de la región, fue otra rueda de calma en la plaza mayorista, donde se operaron US$787 millones.

Con la estabilidad extendida, que comenzó hace dos meses y medio tras el aval delFMI a la venta de reservas para enfrentar una corrida, el dólar acumuló una baja de 9,3%.

En ese lapso el Banco Central aprovechó la oferta estacional de divisas para estimular el carry trade con tasas reales altamente positivas que volvieron a atraer a los capitales golondrina. Es que la autoridad monetaria acató el mandato de la Casa Rosada: contener el dólar durante la campaña a toda costa.

Por eso, pese al sostenido recorte en la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq), que hoy aflojó 3 décimas al 59,16%, la entidad fijó como piso para este mes un interés del 58%.

Los analistas esperan que la tranquilidad cambiaria se sostenga en julio pero advierten por un posible retorno de las tensiones en agosto a causa de lasPASO, que podrían acelerar la dolarización preelectoral, y la merma de las liquidaciones del agro por el fin de la cosecha de soja.

Fuente: BAE Negocios >> lea el artículo original