El gigante informático Google admitió recientemente que los trabajadores tienen acceso a grabaciones de voz realizadas por los propietarios de su altavoz inteligente Google Home.

La compañía de tecnología paga a los 'expertos en idiomas' de todo el mundo para escuchar y transcribir las grabaciones de audio realizadas por los usuarios.

Dice que escuchar es 'crítico para el desarrollo de una tecnología que ofrezca productos como el Asistente de Google', el software que alimenta el altavoz de Google Home y funciones en los teléfonos inteligentes Android.

A los trabajadores temporales, suministrados por contratistas, se les envían grabaciones de audio para que las transcriban, de modo que Google pueda mejorar sus servicios para las personas que hablan en diferentes acentos e idiomas. 'Alrededor de una de cada 5,000 grabaciones se envía a un experto en idiomas', dijeron desde la compañía.

'Los expertos en idiomas sólo revisan alrededor del 0,2% de todos los fragmentos de audio, y estos fragmentos no están asociados con las cuentas de usuario como parte del proceso de revisión. Acabamos de enterarnos de que uno de estos expertos ha violado nuestras políticas de seguridad de datos al filtrar datos confidenciales de audio holandeses', escribieron desde Google, que anuncia una investigación.

Fuente: Nexofin >> lea el artículo original