La policía hongkonesa desalojó hoy con pelotas de goma y gases lacrimógenos los alrededores de la sede del Consejo Legislativo que habían tomado miles de manifestantes para protestar contra la polémica ley de extradición, según testigos.

Los manifestantes se han visto forzados a abandonar el lugar después de que la policía empleara métodos anti disturbios, a los que ya recurrió en incidenes aislados el pasado domingo.

Fuente: EFE >> lea el artículo original