El primer ministro japonés, Shinzo Abe, partió hoy a Irán para 'conversaciones francas' con las autoridades de Teherán, con el objetivo de 'rebajar tensiones' y de 'contribuir a la paz y a la estabilidad en la región', según dijo.

'Hay preocupación por la alta tensión en Oriente Medio. Ahora que la comunidad internacional está prestando atención a esta situación, quiero hacer la mayor contribución posible para la paz y la estabilidad en la zona', afirmó Abe en declaraciones a los periodistas antes de embarcar en su vuelo desde Tokio a Teherán.

Fuente: EFE >> lea el artículo original