Quito -

Un ‘repunte’ de casos de parotiditis (paperas) se observó en las últimas semanas en Quito y eso impulsó ayer al Ministerio de Salud Pública a pedir a las instituciones públicas y privadas que se tomen medidas de prevención.

Este virus conocido comúnmente como paperas es la inflamación de las glándulas parótidas, que produce dolor de la garganta, acompañada de fiebre, dolor muscular y de cabeza en quien la padece.

En lo que va del 2019 se han reportado 1.020 casos a nivel nacional.

El sábado pasado, el Ministerio de Salud alertó en un comunicado que el equipo de control de enfermedades de la Coordinación Zonal 9, junto a autoridades de establecimientos educativos capitalinos, habían “registrado casos de paperas”, y que están realizando una investigación epidemiológica y la entrega de medidas de salud.

Los nombres de los establecimientos educativos en los que se observaron los casos se mantienen en reserva.

La directora de Prevención de la Coordinación Zonal 9, Natalia Álvaro, explicó que entre enero y junio del presente año se reportaron 525 casos en promedio, aunque no disponía de cifras de años anteriores.

La funcionaria explicó que los registros se hacen semanalmente y cuando observan que está fuera de lo cotidiano o lo que normalmente se espera para la fecha, es cuando empiezan a intervenir.

“Hemos visto la peculiaridad de que entre la última semana de mayo y la primera de junio ha habido un repunte de casos con relación al año anterior.
Esto ha llamado la atención y ha levantado esta alerta para poder prevenir el nivel de contagio en las instituciones, considerando que el reporte no es solo de instituciones educativas sino a nivel general”, precisó.

Según Álvaro, esta es una enfermedad viral estacionaria que está asociada con la influenza, por lo que hasta ayer autoridades de educación y salud discutían medidas de prevención para aplicarlas principalmente en los colegios en los que se presentaron los casos.

El Ministerio de Salud hizo un llamado a la ciudadanía a mantener la calma y a adoptar medidas de prevención como lavado de manos, ventilación, desinfección del área en donde se encuentra el paciente.

Quienes están con esta enfermedad deberán guardar reposo domiciliario entre nueve y diez días.
(I)

Fuente: El Universo >> lea el artículo original