Por Mariano Martín mmartin@ambito.com.ar

La fórmula peronista para la provincia de Buenos Aires que integran Axel Kicillof y Verónica Magario recibió ayer el respaldo del Frente Sindical por el Modelo Nacional que reúne a gremios disidentes.
Fue durante un encuentro en la sede de la Federación de Camioneros, que encabeza Hugo Moyano, el mayor promotor del sector opositor, y que los organizadores intentarán repetir con el binomio presidencial del espacio, con Alberto Fernández y Cristina de Kirchner, en los próximos días.

La recepción incluyó al líder camionero y a otros dos Moyano: Pablo, su hijo mayor y lugarteniente en el gremio, y Hugo Antonio, abogado de la institución; al bancario Sergio Palazzo, referente de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), al mecánico Mario Manrique (segundo de Ricardo Pignanelli), al metalúrgico y diputado nacional Abel Furlán, al canillita Omar Plaíni y al gráfico Héctor Amichetti, entre otros.
Con excepción de los tres Moyano presentes buena parte de los mencionados tiene aspiraciones de disputar una banca por el peronismo en octubre.
También estaban el municipal Rubén “Cholo” García, los docentes Horacio Ghilin (privados) y Miguel Díaz (bonaerenses de Udocba) y el ceramista Domingo Moreyra.

“La provincia de Buenos Aires ha sido la principal damnificada de las malas políticas de Mauricio Macri y la ausencia de (María Eugenia) Vidal”, sostuvo Kicillof.
Por su parte, la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, reclamó “una provincia activa, trabajo, políticas de educación y seguridad”.
Hugo Moyano, a su turno, planteó la necesidad de “orientar a los bonaerenses para que voten a esta fórmula”.
“Ellos van a sacar a la provincia de la mala situación en la que está”, añadió.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original