Un estudio demostró que la carga rápida para smartphones deteriora mucho más a las baterías de ion de litio, al dañar sus componentes.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Purdue, de Estados Unidos, con Kejie Zhao a la cabeza, analizó a nivel microscópico la degradación de los componentes de las baterías de ion de litio.

La conclusión fue que la carga rápida de las baterías de los móviles actuales daña los electrodos de la batería, provocando que la misma se polarice y se reduzca su capacidad de carga.

Estos estudios revelan para el usuario que es mejor optar por la carga lenta de la batería para asegurar su perdurabilidad en el tiempo.

Fuente: Nexofin >> lea el artículo original