El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se manifestó este viernes acerca de la crisis en el modelo de las relaciones económicas mundiales, y calificó el veto aplicado por Estados Unidos a Huawei como la primera guerra tecnológica de la era digital.

Durante su participación en la sesión plenaria del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, “Estableciendo la agenda de desarrollo sostenible”, advirtió que se quiere sacar a Huawei del mercado global y en ciertos círculos, ya se le ve como la primera guerra tecnológica de la era digital en ciernes.

El gigante tecnológico está enfrentando duras sanciones por parte del gobierno estadounidenses, que han generado el espaldarazo de diversas compañías con las que tenía relaciones comerciales.

Putin señala que la Casa Blanca ha excluido a Huawei del mercado estadounidense, con el argumento de que el gobierno de China utiliza su tecnología para labores de espionaje. Su expansión de red 5G se ha bloqueado, así como el uso de Huawei-se-quedara-sin-Facebook-Instagram-y-WhatsApp-20190607-0045.html' target='_blank'>aplicaciones populares, como Facebook, WhatsApp e Instagram.

Agregó que la digitalización busca ampliar los horizontes de aquellos quienes están abiertos a los cambios, pero también se establecen barreras.

Relaciones económicas en crisis

El modelo de las relaciones económicas globales está en crisis, según el presidente ruso.

De acuerdo a un despacho de la agencia Itar Tass, nuevos mercados se habrían integrado a la globalización después de la Segunda Guerra Mundial, cambiando dramáticamente la arquitectura de la economía mundial.

Entre 11991 y 2007, el comercio mundial fue guia del modelo de globalización actual, con una tasa de crecimiento influenciada por los nuevos mercados que surgieron con la la desaparición de la Unión Soviética, pero se trató de un periodo corto, al que siguió la crisis de 2008-2009.

La crisis habría expuesto los desbalances así como las fallas del mecanismo de crecimiento global, y aunque se trató de corregir, faltó coraje para concluir apropiadamente.

Se seguía considerando como viable, sin cambios reales, pues medidas como la baja de tasas no resolvieron la esencia del problema.

De ahí que el dólar se haya convertido en un arma política de Washington, por lo que su papel como divisa debe de ser reconsiderado, señaló.

Fuente: La Verdad >> lea el artículo original