La crítica ha sido vertida por Ecologistas en Acción (EA) en el Día Mundial del Medio Ambiente, dedicado este año a la contaminación atmosférica, y coincidiendo con el episodio de contaminación que desde el pasado viernes 31 de mayo está disparando los niveles de ozono troposférico en buena parte de España.

Las zonas donde se incumplen los límites están repartidas entre las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, País Valenciano, Extremadura, Madrid, Murcia y Navarra, con casi 19 millones de habitantes, dos de cada cinco personas que viven en el Estado.

Entre ellas, la contaminación se ha extendido por la totalidad de la Comunidad de Madrid, la más afectada como consecuencia de las emisiones del tráfico rodado del área metropolitana de Madrid, que además de perjudicar la salud de seis millones y medio de madrileños, afecta de manera grave a ambos lados de la Cordillera Central a cuarto de millón de habitantes de Castilla y León y a los tres millones de habitantes de Castilla La Mancha y Extremadura, comunidades junto a Madrid afectadas en la totalidad de su territorio.

Al margen del problema creado por el tráfico urbano de Madrid, el otro gran foco de contaminación por ozono en España se encuentra en el litoral mediterráneo, desde Girona hasta Algeciras, pasando por la Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares, donde esta contaminación, ocasionada por el alto grado de urbanización de la costa y el elevado tránsito marítimo y aeroportuario, afecta a más de tres millones de personas, especialmente en las áreas de interior.

Las restantes áreas afectadas por los elevados niveles de ozono se reparten entre el Valle del Guadalquivir andaluz (incluyendo las áreas urbanas de Córdoba, Huelva, Jaén y Sevilla), la aglomeración de Granada y el Valle del Ebro, de Tarragona y Aragón a la Ribera navarra, donde viven otros cinco millones de personas.

EA recuerda que la ley estatal de calidad del aire establece que las comunidades autónomas adoptarán planes de mejora de la calidad del aire para alcanzar los objetivos establecidos, en las zonas en las que los niveles de uno o más contaminantes regulados superen dichos objetivos, como es el caso del medio centenar de zonas indicadas.

Por primera vez en España, en octubre del año pasado un tribunal regional español declaró la obligación de una administración autonómica como para elaborar y aprobar 'a la mayor brevedad' los preceptivos Planes de Mejora de la Calidad del Aire en las zonas donde se han superado los objetivos legales para la protección de la salud y/o de la vegetación.

No obstante, EA denuncia que ciertas comunidades autónoma no han elaborado todavía dichos planes, y solo la Junta de Extremadura ha aprobado en los últimos meses un Plan de Mejora de la Calidad del Aire para combatir el ozono, mientras el Gobierno de Murcia acaba de presentar un borrador de plan, en ambos casos con serias deficiencias en las medidas de actuación previstas.

Por ello, Ecologistas en Acción ha vuelto a registrar formalmente peticiones para que las Comunidades Autónomas de Baleares, Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Región de Murcia y Navarra pongan en marcha sin más dilación los planes de reducción de ozono, con la finalidad de evitar que esta lamentable situación se siga repitiendo cada primavera y verano.

Fuente: Antena3 >> lea el artículo original