Phil Kearns, estrella de la selección australiana de rugby en los años 1990, reclamó hoy la expulsión de losJaguares'>Jaguares como franquicia del Super Rugby al tratarse de una 'selección nacional' y no de un club tradicional.

'Son la selección nacional' argentina, declaró el campeón del mundo en 1991 y 1999, ahora comentarista del canal Fox Sports.

'No deberían estar en la competición.
Se trata de un torneo de clubes, no de equipos nacionales', insistió el antiguo hooker, de 67 años.

Estas declaraciones se producen después de que losJaguares'>Jaguares, que cuentan con una mayoría de internacionales argentinos, derrotase el fin de semana a los Warathans (23-14), una victoria que deja a los sudamericanos muy cerca del play-off por el título, al ser el tercer mejor equipo del torneo.

'Llevan jugando juntos los últimos tres años', denunció Kearns, para quien losJaguares'>Jaguares no sólo adulteran la competición del Super Rugby, 'sino también de laCopa del Mundo', que se disputará en Japón del 20 de septiembre al 2 de noviembre próximos.

'Creo que Argentina ha sido increíblemente lista y han engañado al resto de la SANZAAR (organizadora del Super Rugby) porque van a tener un magnífico equipo para laCopa del Mundo, no hay dudas de ello'.

LosJaguares'>Jaguares compiten en el Super Rugby, el torneo que agrupa a los mejores 15 equipos del hemisferio sur, desde 2016.

Estas quejas llegan después de que otra leyenda de losWallabies, Mark Ella, defendiese que losJaguares'>Jaguares tenían que jugar en torneos con otros equipos sudamericanos, para ahorrar también los costos de los largos desplazamientos a Argentina.

Ella, incluso, pidió que los Pumas dejen de competir en elRugby Championship (junto con Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica) para hacerlo en torneos con otras selecciones de su región.

'Ningún otro equipo de ninguna competición en el mundo tiene que soportar los épicos viajes de las selecciones del hemisferio sur', escribió Ella al diario The Australian.

'En el Super Rugby, losJaguares'>Jaguares juegan en la conferencia sudafricana, su (país) vecino más cercano, pero aún así hay 8.000 kilómetros de Buenos Aires a Johannesburgo.
A esto se suma la sensación de que Argentina no está donde pertenece', añadió.

Ella insistió: 'Preferiría ver a Argentina jugar en el Campeonato Americano, contra Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos y Uruguay'.

El excapitán australiano argumentó que los Pumas podrían enfrentarse a losAll Blacks, losWallabies y los Springboks en la ventana internacional de junio y contra los equipos del hemisferio norte en la de noviembre.

'De esa manera, los Pumas podrían ganar experiencia contra los equipos top y después trasladarla al rugby americano, que tiene un potencial de crecimiento enorme', concluyó.

Fuente: BAE Negocios >> lea el artículo original