El 62% de los españoles estaría dispuesto a ser operado por un robot siempre que esté bajo supervisión 'constante' de un médico, ya que 'pueden ser más precisos y fiables que las personas', lo que coloca a España en segundo lugar en Europa solo por detrás de Italia (66%), según recoge el estudio 'Health Report 2019', realizado por la compañía farmacéutica STADA con 18.000 encuestados en nueve países europeos, a los que ha cuestionado sobre sus preocupaciones y conocimiento del futuro de la salud.

El informe, presentado este miércoles en Berlín y elaborado por Kantar Health en Bélgica, Francia, España, Italia, Serbia, Alemania, Polonia, Rusia y Reino Unido, muestra que más de la mitad de los europeos (56%) ya está abierto al planteamiento de cirugía llevada a cabo por un robot con la asistencia de un profesional sanitario, con británicos (50%), alemanes (49%) y serbios (45%) a la cola, donde cala más la idea de que los robots 'no pueden sustituir a los médicos' o simplemente que no pondrían su vida 'en manos de una máquina'.

'Nuestra opinión como empresa es que la privacidad tiene que ser protegida, es muy importante proteger los datos, esto es lo más importante. Cada persona tiene que tener el poder de decisión de la forma en que se utilizan sus datos. La tecnología significa siempre avanzar y desarrollo. Por ejemplo, la automatización lleva a ciertas áreas a mejorar. Necesitamos saber que la tecnología funciona y garantiza la privacidad de los pacientes', ha comentado en declaraciones a los medios el CEO de STADA, Peter Goldschmidt.

En esta misma línea, la directora general de la compañía en España, Mar Fábregas, ha señalado que la digitalización será 'complementaria' en nuestro sistema sanitario, pero que 'aportará mayor información siempre con el control de calidad pertinente'.

Según sus hallazgos, al 63% de los hombres no les importaría ser atendidos por el 'doctor Robot', en comparación con solo el 49% de las mujeres. A pesar de la brecha de edad, las personas mayores de 50 años (61%) están más abiertas a la cirugía robótica que los menores de 35 años (50%). Así, evidencian que la predisposición a someterse a una operación realizada por una máquina aumenta con la edad. En comparación con Italia, donde la mayoría se sometería a este bisturí mecánico, la población serbia es más cautelosa con estos avances quirúrgicos innovadores (45%).

En relación a la implantación de biosensores para controlar mejor su salud, España lidera este ránking, ya que un 49% de los españoles se opondría. El 14% de los españoles asegura que no usaría uno de estos 'chips' porque le preocupa la gestión de sus datos, mientras que un 24 por ciento alega que le 'asustaría el procedimiento del implante y las posibles complicaciones'.

En suma, la monitorización de la salud por medio de un biosensor parece no convencer mucho a los europeos: únicamente el 38% estaría dispuesto a permitir que se le implante esta tecnología en el cuerpo. Los alemanes se encuentran entre los más escépticos: el 71 por ciento no se prestaría a colocarse este implante. En todo el continente, los hombres suelen ser menos aprensivos que las mujeres con respecto a estas herramientas de monitorización más invasivas.

España, a la cabeza en optimismo y confianza en la medicina convencional

El informe, como se comprueba en la mayoría de apartados, deja en buen lugar a España en relación a su predisposición a usar tecnologías innovadoras para ayudar a mejorar su salud. Además, esto va acompañado de la mayor aprobación de la medicina convencional en toda Europa: el 76% de los españoles confirma su convicción acerca de los tratamientos aprobados y realizados por profesionales sanitarios, 12 puntos por encima de la media europea.

Apenas un 8% de los ciudadanos de España muestra cierta desafección en este asunto. Nuestro país también se encuentra entre los países que menos confía en los remedios caseros (22%), y es el que más acude al médico cuando experimenta los primeros síntomas de una enfermedad (38%), en lugar de acudir a estos remedios 'de la abuela'.

España también se encuentra en primera posición con respecto al optimismo hacia el futuro de la salud: hasta el 62% de los españoles cree que, 'gracias al progreso científico', la ciencia será capaz de curar 'muchas' enfermedades en el futuro. Esto sitúa a nuestro país 9 puntos porcentuales por encima de la media europea, y 18 más que Francia, 13 más que Alemania o 5 más que Reino Unido.

Los optimistas también ganan a los pesimistas en Italia, Rusia, Serbia y el Reino Unido. Los belgas, los alemanes, los polacos y, sobre todo, los franceses, se sitúan al otro lado del espectro y se muestran más escépticos con respecto al futuro de la salud.

También te puede interesar...

El robot aspirador que grita y dice palabrotas cada vez que se choca con un obstáculo

España atendido íntegramente por robots abrirá en Madrid este año' href='https://www.antena3.com/noticias/tecnologia/primer-restaurante-espana-atendido-integramente-robots-abrira-madrid-este-ano_201902205c6d4e5d0cf200bf9aa48a6a.html' target='_blank'>El primer restaurante de España atendido íntegramente por robots abrirá en Madrid este año

Los diputados plantean que los robots paguen las pensiones de los trabajadores españoles

Fuente: Antena3 >> lea el artículo original