La tensión entre Irán y Estados Unidos aumenta con el paso de los días. Al envío de un nuevo buque de guerra por parte de Washington el pasado viernes se sumaron esta semana los dimes y diretes sobre un posible despliegue militar suficientes para encender las alarmas. El lunes por la noche The New York Times publicó que el Pentágono había discutido ya un plan que contemplaba el envío de hasta 120.000 tropas a Oriente Próximo si Irán llevaba a cabo algún ataque o aceleraba su desarrollo de armamento nuclear, lo que revertiría la tendencia de repliegue en la zona de los últimos años. Donald Trump lo desmintió el martes, aunque no con ánimo de rebajar la tensión. “Creo que es mentira, ¿de acuerdo? Ahora, ¿que si lo haría? Por supuesto, pero no lo hemos planeado. Y, si lo hiciéramos, enviaríamos muchas más tropas que esas”, dijo el presidente a los reporteros en la Casa Blanca.

MÁS INFORMACIÓN

Fuente: El País >> lea el artículo original