Racing y el ganador de la Copa de la Superliga jugarían un partido en el extranjero como parte de la estrategia para vender los derechos audiovisuales internacionales de Primera División.

Los últimos campeones del fútbol grande de la Argentina -Racing y quien se imponga en la presente edición de la Copa de la Superliga-, jugarán un partido que tendrá como objetivo seducir a los mercados extranjeros, por los derechos audiovisuales para transmitir fuera del país los partidos de Primera.
A cambio, los dos clubes embolsarán un generoso dinero extra por jugar el partido.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original