Boca, con varias modificaciones, debuta en Mendoza en la Copa de la Superliga, frente a Godoy Cruz en un partido correspondiente a la ida de los octavos de final del nuevo certamen doméstico.


El encuentro se disputa en el estadio Malvinas Argentinas, con el arbitraje de Silvio Truccoy la televisación de Fox Sports Premium.
Por su ubicación como tercero en la tabla de posiciones de la Superliga, el elenco de la ribera accedió directamente a la fase de los 16 mejores de la competición que otorga una plaza para la Copa Libertadores del 2020 -Boca ya está clasificado- y a la Copa Sudamericana.


El torneo se suma a una cargada agenda para el elenco 'xeneize', dado que en lo inmediato tiene dos compromisos importantes: uno el próximo 2 de mayo, día que jugará con Rosario Central la final de la Supercopa Argentina; y el otro siete días después, con Atlético Paranaense, por Copa Libertadores.


En el medio de esas dos presentaciones Boca jugará la vuelta con Godoy Cruz, por lo que de cara al choque en Mendoza el director técnico Gustavo Alfaro decidió no concentrar y darles descanso a Darío Benedetto, Julio Buffarini e Iván Marcone.


En tanto, Carlos Tevez, que viene recuperándose de una entorsis en la rodilla izquierda, tampoco aparece en la nómina, ya que el objetivo es que llegue de la mejor manera al partido frente al Canalla.


De esta manera, Boca sale a jugar en el estadio Malvinas Argentinas con algunos futbolistas que habitualmente no vienen siendo titulares, como los colombianos Jorman Campuzano y Frank Fabra y el delantero Ramón Wanchope Ábila.


Por su parte, el conjunto mendocino llega entonado tras haber dejado en el camino a Patronato por la Copa de la Superliga y por la victoria frente al elenco peruano Sporting Cristal, resultado que le permitió volver a acomodarse en su grupo de la Copa Libertadores.

Fuente: San Juan8 >> lea el artículo original